Recuperan antes de su venta en internet tres manuscritos de siglos XVIII-XIX

·2 min de lectura

Murcia, 10 may (EFE).- La Policía Nacional ha recuperado tres manuscritos de contabilidad y registros de la Fábrica de Salitre de Murcia, fechados entre los años 1781 y 1814, que estaban puestos a la venta en internet por un librero de la Comunidad Valenciana y que son de titularidad pública.

Los tres ejemplares se vendían al "insignificante" precio de 1.500 euros si se compara con el montante que hubieran alcanzado en una subasta, según ha dicho durante la presentación del operativo el jefe del Grupo de Investigación de Delitos contra el Patrimonio Histórico de la Jefatura Superior de la Policía Nacional en la Región de Murcia, Marcos Castro.

Dos de los manuscritos son de la Real Fábrica de Salitres de Murcia y el tercero es de la Administración General de las Reales Fábricas de Salitre, Azufre y Pólvora de la Provincia de Murcia, ubicada en la calle Acisclo Díaz, y dependiente de la Real Hacienda.

Todos los ejemplares fueron redactados en castellano, con letra humanística, escritos a tinta, sobre papel verjurado y con filigranas, resaltando su importancia dos de ellos en el hecho de que contienen asientos contables de las únicas fábricas que suministraban munición al Ejército español durante la Guerra de la Independencia (1808-1814), según los investigadores.

Los policías nacionales detectaron en sus habituales controles en las webs y redes sociales especializadas en patrimonio que un conocido librero de la Comunidad Valenciana había puesto a la venta estos tres manuscritos, manejando como hipótesis una apropiación ilícita de los mismos en los años 40 del siglo XX.

Las indagaciones y tomas de declaración llevadas a efecto por los agentes han constatado que los manuscritos fueron comprados antes de 1978, año del fallecimiento de la persona que los tenía en su poder, pero se tiene constancia de que no fue quien los sustrajo del lugar primigenio, en el centro de Murcia, sino que fue un coleccionista al que le fueron ofrecidos en algún momento entre los años 40 y los 70 del siglo pasado.

Castro ha aclarado que el librero y la familia que poseía los manuscritos actuaron "de buena fe" en la venta y desconocían que era patrimonio público, además de colaborar con la investigación, y ha concretado que los propietarios querían vender los ejemplares para liquidar la herencia de un conocido coleccionista de Elche, especializado, sobre todo, en arqueología.

El jefe del grupo de investigación ha concretado que este coleccionista donó hace escasos meses al archivo municipal de Elche gran parte de su colección bibliográfica.

Por su parte, el delegado de Defensa en la Región de Murcia, Adolfo Gutiérrez, ha explicado que los libros, una vez realizado el peritaje de autenticidad en el Archivo Regional y sean restaurados en este mismo departamento, pasarán a formar parte del archivo histórico del Ministerio de Defensa.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente