Recta final de campaña en Francia: Macron aprieta y Le Pen intenta una remontada casi imposible

Javier Taeño

En el año 2002 Jacques Chirac se negó a debatir con el candidato de ultraderecha, Jean Marie Le Pen antes de la segunda vuelta de las elecciones francesas. Finalmente, los comicios le dieron al representante de Agrupación por la República (RPR) la victoria más holgada en la historia democrática del país con más del 83% de los votos.

Ahora, en 2017 nuevamente el Frente Nacional se ha metido en la segunda ronda de votaciones, pero esta vez su oponente, el centrista Macron, no ha rechazado el mano a mano. Y no lo ha hecho fundamentalmente porque los sondeos le dan como ganador pero la distancia es de unos 20 puntos, lo que no permite relajaciones de ningún tipo. Macron y Le Pen afrontan los últimos días de campaña antes de que uno de los dos se convierta en presidente. Así están las cosas entre ellos.

Le Pen y Macron antes del debate (AFP).

– El debate ha reforzado a Emmanuel Macron

El 63% de los franceses piensan que el representante de En Marcha fue el ganador del debate. El cuerpo a cuerpo entre ambos dejó numerosas descalificaciones y broncas que reforzaron el perfil presidencial del centrista, que pudo resistir las embestidas de su rival y terminar pasando al ataque. En temas como la salida de la Unión Europea, la inmigración o la globalización salió airoso pese a que se tuvo que enfrentar a las acusaciones de ser “el candidato de Merkel” o el “heredero de Hollande”.

– La reconversión de Le Pen en busca de la remontada

La candidata del Frente Nacional va muy abajo en las encuestas y por eso en las dos últimas semanas ha intentado alejarse de algunas de las ideas más polémicas de su partido y suavizar su discurso, especialmente en temas xenófobos. Por el momento ha decidido dejar temporalmente la presidencia del partido para así acercarse a los votos moderados. También pide más derechos para los trabajadores y se declara “enemiga de las finanzas” y “del dinero insensible”.

– La Unión Europea y el euro siguen siendo el principal foco de disputa

Con Macron y Le Pen se enfrentan dos candidatos completamente antagónicos con muy pocas cosas en común. Uno de los temas que más les separan es la relación con la Unión Europea y el euro. El primero se declara europeísta convencido y defensor de la globalización, mientras que la candidata del Frente Nacional apuesta por un referéndum que pueda terminar en Frexit (salida de Francia de la UE) y por la vuelta al franco. Sin embargo, los datos muestran que un gran número de franceses está en contra de dejar el euro, por lo que Le Pen en los últimos días está defendiendo que abandonar la moneda común no es una prioridad.

Una pareja ve por televisión el debate (AP).

– A la caza del voto de Mélenchon

Tanto el candidato de la derecha, Fillon, como el socialista, Hamon, pidieron el voto para Macron. Sin embargo, el cuarto candidato más votado, Mélenchon, no quiso apostar por ninguno de los dos, por lo que ambos rivales están intentando atraer a los votantes de izquierda. En el caso de Le Pen resulta curioso verla defender proclamas como las cuotas para inmigrantes o el cierre de fronteras a la vez que dice apostar por más derechos para los trabajadores o la lucha contra el mundo de las finanzas. Por su parte Macron desde el comienzo de su campaña ha articulado un discurso liberal-social que ha resultado atractivo tanto para votantes de derechas como de izquierdas. No apasiona a todos, pero no desagrada a nadie.

– Los apoyos internacionales de Macron inclinan la balanza a su favor

Numerosos políticos, deportistas y empresarios han apoyado la campaña del centrista. El último en sumarse al carro ha sido el expresidente de Estados Unidos Barack Obama que ha defendido que Macron es la mejor opción para defender los valores democráticos franceses. El exministro griego Varoufakis también ha mostrado su predilección por Macron. Por su parte Le Pen ha obtenido pocos apoyos directos, apenas un simple comentario de Donald Trump en el que manifestaba que es “la más firme con las fronteras”.

Obama, el último en dar su apoyo a Macron (AFP).

– Conclusión a pocos días de las elecciones

Emmanuel Macron es el gran favorito y todas las encuestas dicen que obtendrá una victoria cómoda, pero Le Pen va a intentar hasta el último momento rebañar cualquier voto y una excesiva abstención puede condenar las opciones del centrista. El candidato de En Marcha necesita que los votantes de Fillon, Hamon y Mélenchon se inclinen por él y acudan a votar. Si no lo hacen, las opciones del Frente Nacional se van a multiplicar.

Javier Taeño (@javiertaeno)

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines