La traición estadounidense a la carbonara que ofende a los italianos

·4 min de lectura

Se habla mucho y de manera recurrente del purismo de los valencianos con la paella y de como ponen el grito en el cielo cuando alguien decide echarle un poco de imaginación e ingredientes poco ortodoxos al plato. Pero los italianos no se quedan atrás cuando se trata de defender la receta tradicional de su carbonara. De ahí que hayan cargado las tintas contra The New York Times por una receta en la que a su autor se le ha ocurrido la idea de hacer una versión con tomate.

La carbonara no tiene ni rastro de tomate en su receta. (Foto: Getty Images)
La carbonara no tiene ni rastro de tomate en su receta. (Foto: Getty Images)

Lo cierto es que la receta, bautizada como Smoky Tomato Carbonara (Carbonara de tomate ahumado), podrían haberla llamado de cualquier otra forma y así evitar la polémica suscitada tras su publicación. Pero decidieron incluir no solo el ‘cabonara’ en el nombre, si no que en las instrucciones comparan el invento con la receta tradicional, ahondando en la herida que tamaño ‘sacrilegio’ ha provocado en los más puristas.

Según cuenta Kay Chun, autor del texto de la discordia, esta receta es una especialidad romana que “tradicionalmente se hace con parmesano, huevo, guanciale (tipo de tocino) y pimienta negra”. Lo que él propone es usar panceta porque es más fácil de conseguir y, además, atreverse a echarle tomate. Según sus palabras, los tomates “no son tradición en la carbonara, pero le dan un sabor brillante al plato”. Después pasa a explicar paso por paso cómo hacer su carbonara con tomate. 

El revuelo generado por la receta ha sido tal que desde medios italianos como Il sole 24 ore se han hecho eco no solo de la existencia de la misma, sino de la opinión que esta merece a la Coldiretti (Confederazione Nazionale Coltivatori Diretti), asociación con mayor representación y asistencia del sector de la agricultura italiana.

Para ellos “la carbonara con tomate es la punta del iceberg de la falsificación del ‘hecho en Italia’ en la mesa que en el mundo supera los cien mil millones de euros con Estados Unidos en primer lugar”. Y no solo eso, le ponen aún más pegas además del tomate. “La versión inventada por el periódico estadounidense usa panceta además de tomate en lugar de tocino mientras que el Pecorino Romano es reemplazado por parmesano, una copia horrible ‘made in USA’ de Parmigiano Reggiano y del Grana Padano". 

El enfado y el malestar tiene que ver en parte con que, como apunta esta organización, la carbonara es de las recetas más maltratadas en el extranjero. En este caso ha sido por añadirle tomate, pero, como recuerdan, son muchos quienes usan nata en lugar de huevo y aseguran estar haciendo carbonara. 

Por otro lado, añaden que otra de las especialidades de la gastronomía italiana “traicionada” fuera de sus fronteras suele ser la ensalada caprese, a la que le ponen queso industrial en lugar de “mozzarella di bufala o del fiordilatte”. Y, por último, comentan, que no se pueden olvidar de los “casos de pasta al pesto propuestos con almendras, nueves y pistachos en lugar de piñones” y el hábito de usar un queso cualquiera en lugar de “parmigiano reggiano e il pecorino romano”. Quien haya probado los segundos y el que venden en el supermercado como 'queso para la pasta' sabrá apreciar la diferencia. 

Sobre la receta de The New York Times, los tuiteros italianos han cargado contra ella desde su publicación y hay quien intentan hacer entender al responsable de la misma que, con tomate, es otra salsa: amatriciana. Aunque en realidad esta no lleva huevo. Algún que otro comentario en español al respecto también se puede leer.

EN VÍDEO | La última guarrería viral es una receta de macarrones con Cheetos

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente