"Recen por mí": Estudiante de EEUU aparece muerto en México y la familia no cree que fue un accidente

¿Por qué murió en México el estudiante estadounidense Andrew Dorogi, de 21 años, país al que había viajado para pasar con amigos el periodo vacacional conocido como ‘spring break’? El enigma de su muerte ha confrontado a los padres del joven, que estudiaba economía en Amherst College, Massachusetts, con las autoridades mexicanas.

El cuerpo del joven Dorogi fue hallado sin vida la noche del pasado 15 de marzo (otras fuentes dicen que fue pasada la medianoche del 16) en una estación del metro de la Ciudad de México, aparentemente electrocutado tras, al parecer, haber caído a las vías. El reporte policial, indicó la revista People, afirmó que el cuerpo “no mostraba ningún signo de violencia, agresión física o heridas de defensa”. Por ello, la trágica muerte del joven, en la estación Camarones del metro de la capital mexicana, fue considerada por las autoridades locales un accidente y descartaron que se tratase de un asesinato.

Andrew Dorogi, estudiante de Amherst College, murió en México. Las autoridades descartaron que se trate de un crimen y dicen que fue un accidente. Su familia teme que fue asesinado. (People / Archivo Yahoo)

Pero Jonetta, la madre de Dorogi, no lo cree así y la familia ha rechazado lo dicho por las autoridades mexicanas. Como indicó el periódico Daily Mail, fuentes cercanas a la familia afirman que, en la última comunicación que tuvieron con el joven, él llamó a su madre para decirle que estaba siendo arrestado por cuatro policías federales mexicanos y que estaba siendo llevado a la cárcel. De acuerdo al citado periódico, Dorogi estaba aterrorizado durante la llamada y pedía le consiguieran un abogado para que lo liberara.

“Recen por mí”, habría dicho en su llamada.

Por ello, la familia del joven cree que no se trató de un accidente en el metro, sino que Dorogi fue asesinado y el resto fue una operación de encubrimiento de las autoridades mexicanas.

El misterio no termina allí. En realidad, Dorogi había pasado sus vacaciones en Cabo San Lucas, Baja California, y había volado desde a la Ciudad de México para tomar su vuelo de conexión de vuelta a Estados Unidos. Y, en realidad, se ha dicho que ese 15 de marzo él estaba en el Aeropuerto de la Ciudad de México esperando su vuelo, pero por alguna razón aún desconocida salió de la terminal. De acuerdo a People, video de cámaras de vigilancia y testigos señalan que Dorogi salió del aeropuerto y pidió indicaciones de cómo llegar a la estación de metro. La familia no tiene explicación para ello, pero tampoco acepta la versión oficial de que el fallecimiento fue un accidente.

Tampoco habría explicación sobre por qué habría sido detenido (lo que no ha sido confirmado por las autoridades mexicanas) y por lo publicado por el Daily Mail la forma en que se ha dicho que Dorogi cayó a la vía del metro es extraña. Según versiones él no cayó desde el andén sino al parecer se precipitó desde dentro del vagón a través de una ventana (lo que, afirma el periódico, se antoja difícil dado que el joven medía unos 1.85 metros de altura) y cayó en la vía electrificada, donde murió electrocutado.

Una vista de la estación del metro Camarones, en la Ciudad de México. (Flickr/Luck Méndez)

Y se afirma que, por añadidura, el reporte policial original al parecer no registró que el cuerpo del joven hubiese presentado quemaduras eléctricas, aunque un comunicado posterior de la Procuraduría de Justicia de la Ciudad de México sí habría indicado la presencia de tales lesiones en Dorogi, de acuerdo a la prensa.

En cambio, una autopsia independiente realizada por la familia halló, según el Daily Mail, que el cuerpo presentaba heridas en las manos que podrían haber sido sufridas al tratar de defenderse y tenía la nariz rota. En el reporte policial original sí se indicaba que el cuerpo presentaba lesiones posiblemente provocadas cuando fue arrastrado por el tren, pero no de naturaleza defensiva. Para añadir al enigma, y a la desconfianza de la familia, se afirma que la ropa del joven les fue devuelta tras haber sido previamente lavada y que los contenidos de la computadora portátil que llevaba Donagi consigo fueron borrados antes de que se le entregara de vuelta a sus padres.

Se ha indicado además que el joven no consumía drogas ni bebía alcohol en exceso y rechaza que su tragedia haya sido el caso “del joven estadounidense tonto que festejó demasiado y acabó muerto”. Así, la familia sospecha que algo sucedió en el aeropuerto que le hizo salir de allí, considera que su muerte sí habría sido un asesinato y que eso estaría siendo encubierto por autoridades mexicanas.

De acuerdo a su familia, Andrew Dorogi llamó por última vez a su madre en pánico, y le dijo que estaba siendo arrestado por policías mexicanos. Luego nada se supo de él, hasta que fue hallado muerto en una estación del metro de la Ciudad de México. (Facebook/Andrew Dorogi)

En contrapartida, la Embajada de México en Washington indicó, de acuerdo al sitio MassLive , que las autoridades mexicanas mantienen que no se trató de un crimen.

Y una revisión de videos que, de acuerdo a las autoridades mexicanas, podría explicar lo que sucedió le ha sido ofrecida a la familia, pero la Embajada declinó revelar públicamente ese material aludiendo a leyes de privacidad y a confidencialidad en respeto de la familia. No hay datos que permitan saber cuándo la familia tendrá acceso a esos videos.

Por lo pronto, como el abuelo del joven, Joseph Dorogi, dijo al Boston Globe, él “no cree que el gobierno de México está realmente” realizando una investigación. Y reiteró que lo que quiere es “saber lo que pasó… Lo único que sé es que ya no está con nosotros y nada podemos decir o hacer para cambiarlo. Es eso lo que sienten sus padres y repartir la culpa no hace que vuelva…”.

Por ahora las versiones contrastantes de lo que habría sucedido mantienen el caso en el misterio, una incógnita que resulta dolorosamente punzante para la familia. La verdad es lo que la familia anhela conocer y, en su caso, que se haga justicia.

Sigue a Jesús Del Toro en Twitter: @JesusDelToro