Revés a Elon Musk: dimisión en masa de empleados de Twitter

Vista exterior del cuarte general de Twitter en San Francisco
Vista exterior del cuarte general de Twitter en San Francisco

Vista exterior del cuarte general de Twitter en San Francisco

El ultimátum de Elon Musk en el que invitaba a los empleados de Twitter a elegir entre la opción de trabajar más horas o el despido, habría colocado a la red social en una situación muy comprometida después de que un buena parte de la plantilla haya decidido abandonar la compañía.

La compañía ha cerrado sus oficinas de su sede ante el temor de que algunos trabajadores “pudieran sabotear la red social”, pidiendo a los empleados que estaban presentes que abandonaran las oficinas hasta el próximo lunes 21 de noviembre, ha informado CNN.

Además del cierre de sus sedes, Twitter ha cerrado el acceso a las herramientas de comunicación interna y a los dispositivos de la compañía en manos de los trabajadores, tal y como hizo hace unas semanas al despedir al 50 por ciento de la plantilla.

“Por favor, seguid cumpliendo con la política de la empresa de envitar revelar información confidencial de la empresa en las redes sociales, la prensa o en cualquier parte”, ha indicado en un mensaje interno difundido por Bloomberg.

Las salidas de Twitter se producen mucho antes de que expirase el límite para aceptar la oferta del creador de Tesla: “Cualquiera que no lo haya hecho para las 5pm ET de mañana (jueves) recibirá tres meses de indemnización”, escribía Musk en el mensaje interno enviado a la plantilla.

Según The New York Times, cientos de empleados de Twitter habrían aceptado los tres meses de indemnización por el despido, pese a que el equipo de Elon Musk habría mantenido reuniones con trabajadores que se consideran clave para desarrollar lo que ha bautizado como “Twitter 2.0.

El mismo diario explica que la nueva dirección de Twitter habría puesto sobre la mesa la posibilidad de que las nuevas normas sobre teletrabajo se suavizasen, según una cadena de correos electrónicos en los que se acentuaría más la confusión entre los trabajadores de la red social.

Algunos de los empleados que han dejado Twitter especulaban en los sistemas de comunicación interna de la empresa que el éxodo podría generar problemas en la red social debido al alto conocimiento que algunos tienen del funcionamiento de la aplicación.

Estas salidas de Twitter elevan el desconcierto que se ha instalado en la empresa desde la llegada de Elon Musk hace tres semanas, después de pagar 44 mil millones de dólares. El multimillonario ha despedido a la mitad de la plantilla y a los que aún trabajaban en la red social les ha advertido que vienen tiempos complicados en la empresa.

Elon Musk ya lo avisó. “Twitter hará muchas tonterías en los próximos meses”, escribió hace una semana el nuevo dueño de la red social. Tres semanas después de la compra, el creador de Tesla continúa protagonizando multitud de noticias en su caótico desembarco.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...