Reaparece la mujer de Kim Jong-un tras más de un año de ausencia mediática

Agencia EFE
·2 min de lectura

Seúl, 17 feb (EFE).- Los medios norcoreanos han publicado hoy imágenes de la primera dama, Ri Sol-ju, tras más de un año sin que se la viera en ningún acto público.

El diario Rodong Sinmun publica hoy fotos del líder Kim Jong-un y su mujer en el Teatro de las Artes de Mansudae, en la capital norcoreana.

Ambos asistieron a una función celebrada el martes con motivo del aniversario del nacimiento de Kim Jong-il, anterior líder norcoreano fallecido en 2011 y padre de Kim Jong-un.

La última vez que Ri apareció ante los medios norcoreanos fue en enero del año pasado, cuando asistió junto a su marido a un concierto de Año Nuevo en el teatro Samjiyon de Pionyang.

La ausencia de Ri en el último año contrasta con sus repetidas apariciones públicas en 2019, cuando acompañó a Kim en una visita a un baleario o cuando posó junto al líder en unas fotos ecuestres en las faldas del Monte Paektu.

El que no haya aparecido en la propaganda norcoreana durante tanto tiempo ha desatado diferentes especulaciones, incluyendo la posibilidad de un embarazo.

No es la primera vez que Ri se ausenta de los actos públicos durante varios meses y se cree que en aquellas ocasiones en las que desapareció del ojo público pudieron coincidir con sus anteriores embarazos.

También se cree que su ausencia puede responder a que la primera dama estaría evitando espacios públicos durante la pandemia para evitar contagiar a sus hijos, una teoría que han apoyado miembros del Servicio Nacional de Inteligencia (NIS) surcoreano.

Por otro lado, las imágenes del concierto del martes muestran que todos los asistentes, incluidos Ri y Kim Jong-un, no lucen mascarillas.

El hermético país asiático sigue asegurando a la Organización Mundial de la Salud (OMS) que no ha registrado aún ni un solo contagio de la covid-19.

Sin embargo, y pese a que Corea del Norte cerró a cal y canto sus fronteras en enero de 2020, la ausencia total de contagios es una afirmación de la que dudan muchos expertos teniendo en cuenta la porosidad de la frontera norcoreana con China.

(c) Agencia EFE