Se reanudan las negociaciones nucleares de grandes potencias con Irán

Anne BEADE
·3 min de lectura

Las negociacionespara salvar el acuerdo internacional sobre el programa nuclear de Irán se reanudaron este jueves en Viena bajo tensión, aunque Rusia y otros participantes aseguraron que la primera ronda se terminó sin percances.

Teherán había anunciado la víspera que pasaba a enriquecer uranio al 60%, lo que acerca al país al umbral técnico para empezar a elaborar una bomba nuclear, una posibilidad que es rechazada de plano por Israel, Estados Unidos y la Unión Europea.

La reunión de los países firmantes del acuerdo (Alemania, Francia, el Reino Unido, China, Rusia e Irán) duró pocas horas, informó el representante ruso, el embajador Mijaíl Uliánov.

"La impresión general" de la reunión con Irán sobre su programa nuclear el jueves en Viena es "positiva" y será "seguida por una serie de reuniones informales", dijo en Twitter.

Otra fuente diplomática bajo anonimato dijo que no surgieron "grandes problemas" en la reunión.

La decisión de Irán de avanzar hacia un enriquecimiento al 60% "es extremadamente preocupante desde el punto de vista de la no proliferación nuclear y va contra el espíritu de las conversaciones en curso", había advertido sin embargo el portavoz de la Unión Europea, Peter Stano.

En respuesta a las preocupaciones de Europa y Estados Unidos, el presidente iraní trató de tranquilizar. "Nuestras actividades nucleares son pacíficas, no buscamos obtener la bomba atómica", dijo Hasan Rohani en un discurso transmitido por la televisión estatal el jueves.

Pero al acercarse al 90% necesario para un uso militar, la República Islámica "ejerce presión sobre todos", resume un diplomático europeo.

El secretario de Estado norteamericano, Antony Blinken, había advertido antes de la reunión que se tomaban "muy en serio" el "anuncio provocador" de Teherán.

El jefe de la delegación iraní en Viena, Abbas Aragchi, se mostró cauto al cierre de la reunión.

Las negociaciones no deben "eternizarse" y "deben tener lugar en un marco bien definido y dentro de un periodo de tiempo aceptable", indicó, según un comunicado del ministerio de Relaciones Exteriores iraní.

- "La única solución viable" -

Superar este umbral sin precedentes del 60% es una "respuesta" al "terrorismo nuclear" de Israel, después de la explosión del domingo en la planta de enriquecimiento de Natanz, alega Teherán, que acusa abiertamente a Israel de haber saboteado la planta.

Alemania, Francia y el Reino Unido han advertido contra una escalada, "por parte de cualquier país" y han denunciado una "evolución grave (...) contraria al espíritu constructivo" de las negociaciones.

Rusia prefiere verlo como una señal de que hay que actuar rápido.

"Esto demuestra que el restablecimiento del JCPOA", un acrónimo en inglés que designa el acuerdo alcanzado en 2015 en la capital austríaca, "es la única solución viable" para volver a encarrilar el programa nuclear iraní, escribió en Twitter el embajador ruso ante las organizaciones internacionales en Viena, Mijaíl Uliánov.

Irán lo repitió el miércoles: para detener esta "espiral peligrosa" Estados Unidos debe levantar las sanciones impuestas por el expresidente estadounidense Donald Trump, quien se retiró unilateralmente del acuerdo en 2018.

El JCPOA había permitido aligerar las medidas de castigo contra la República Islámica a cambio de una drástica reducción de sus actividades nucleares, bajo el control de la ONU, para garantizar que no se dote de la bomba atómica.

- "Urgencia" -

Este es uno de los temas que abordaron los expertos en Viena, bajo el auspicio de la Unión Europea (UE), con la participación indirecta de una delegación estadounidense, alojada en otro hotel.

Hay múltiples obstáculos y definir una hoja de ruta aceptable para Irán y Estados Unidos llevará su tiempo, advierten los expertos.

Está resultando complejo desenmarañar la red de sanciones tejida por el expresidente estadounidense, algunas de las cuales se impusieron por motivos no nucleares.

Entre tanto, Teherán reduce el tiempo para adquirir la materia fisible para fabricar una bomba, afirma el diplomático europeo.

anb/erl-pc/zm/mar/jz/mb