Realidad virtual en la nueva campaña de la DGT

Salimos de fiesta, cogemos el coche y elegimos despistarnos mirando el móvil del copiloto. Con las gafas puestas comienza nuestro viaje virtual. Tenemos un accidente con consecuencias. Bebé fallecido y nosotros, a la cárcel. Ahora elegimos beber alcohol antes de conducir, nos saltamos un semáforo y morimos empotrados contra un autobús. Sensaciones en primera persona que también ha vivido el ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido. El año pasado fallecieron 500 personas por distracción y el 30 por ciento de los muertos dio positivo en alcoholemia. Datos que con estas gafas se ven de otra manera.

-Redacción-

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines