¿Qué es realidad y qué es ficción? La línea se vuelve cada vez más fina en 'The Crown'

Isabel II junto a Diana y Carlos. (Photo: NETFLIX)
Isabel II junto a Diana y Carlos. (Photo: NETFLIX)

Isabel II junto a Diana y Carlos. (Photo: NETFLIX)

Desde que se estrenó en 2016 cada temporada de The Crownha sido un acontecimiento. La serie ha conseguido posicionarse año tras año como uno de los títulos más aplaudidos de Netflix, pero con la llegada de la quinta entrega a la plataforma el relato de Peter Morgan sobre la vida de Isabel II va camino de causar un seísmo. 

Algunas de las razones son obvias. La nueva temporada de la serie llega dos meses después del fallecimiento de Isabel II, todavía muy reciente para los británicos. A ello hay que sumarle la muerte del duque de Edimburgo en 2021, por lo que es la primera vez que los espectadores verán al matrimonio real no como personajes del día a día sino ya como figuras históricas. Son también los primeros meses de reinado de Carlos III, uno de los grandes protagonistas de la quinta entrega de la serie, que se adentra en los noventa, la década más tumultuosa de la familia real británica, relatando la descomposición del matrimonio del entonces príncipe y Diana de Gales. 

Para enfrentarse al momento más crítico de los Windsor, The Crown introduce a un nuevo elenco, que será el encargado de interpretar a los personajes hasta el final de la serie en la sexta y última temporada. Imelda Staunton y Jonathan Pryce, que interpretan a Isabel II y Felipe de Edimburgo, no creen que este estreno pueda herir sensibilidades. “Quizás la gente sienta un poco de consuelo viéndola encarnada de nuevo”, aseguró Pryce en una rueda de prensa este martes. “Lo que hace esta temporada es reafirmar ese compromiso. Con esa responsabilidad que le encargaron tan joven, ella sigue intentando mantenerlo todo en pie. En su funeral, esas personas que hicieron colas y colas, sentían tanto respeto porque es una persona que mantuvo su promesa. Simplemente mantuvo su promesa”, opinó por su parte Staunton. 

Sin embargo, en las últimas semanas se han intensificado las voces críticas que insisten en que la producción debe dejar claro que se trata de una ficción. La actriz Judi Dench calificó la serie de “cruel e injusta”, pidiendo a Netflix que avisara a los espectadores de que la serie no es más que un relato. “Cuanto más se acerca el drama a nuestros tiempos actuales, más libremente parece estar dispuesto a difuminar las líneas entre la precisión histórica y el crudo sensacionalismo”, declaró la actriz en una carta. La plataforma no ha puesto un aviso en cada capítulo pero sí promociona la serie con la frase “inspirada en hechos de la vida real”. Unos hechos que algunos ‘afectados’ han salido a desmentir. 

Es el caso del exprimer ministro John Major, que ha dejado claro a través de un portavoz que la conversación sobre la abdicación de Isabel II que se produce entre él y el príncipe Carlos en el primer episodio no sucedió. “Nunca hubo una conversación entre Sir John y el entonces príncipe de Gales sobre una posible abdicación de Isabel II ni ese improbable e inapropiado asunto fue mencionado por el entonces príncipe (ni por Sir John)”, afirmó el portavoz. “Debe verse como nada más que una ficción dañina y maliciosa. Un montón de tonterías vendidas con la única razón de proporcionar el máximo —y completamente falso— impacto dramático”, denunció sobre el guión que atañe al exprimer ministro. 

A pesar de que el reparto no se ha referido a las críticas, sí han defendido que el trabajo de Peter Morgan es ir más allá de lo que todo el mundo conoce y saber qué sienten o intentar comprender a los miembros de la familia real. “Esta familia está confinada, lo que Peter está intentando hacer es darle una vida dentro de ese confinamiento y eso es muy satisfactorio de intentar investigar”, ha explicado Staunton. 

Esta familia está confinada. Lo que Peter está intentando hacer es darle una vida dentro de ese confinamiento y eso es muy satisfactorio de intentar investigarImelda Staunton (Isabel II)

“Es más sobre lo que estas personas están sintiendo. Cuando el público ve estos eventos reales no sabe lo que esas personas están sintiendo, tienes que imaginarlo y lo bueno de nuestros guiones es que puedes ir con un microscopio hacia lo que estos personajes están sintiendo en ese momento. Ellos llegan a esos eventos con sus propias historias, sus vidas transcurriendo debajo de lo que se ve, así que es genial poder contar las historias personales y privadas de esas personas y humanizarlos”, ha defendido por su parte Lesley Manville, que interpreta a la princesa Margarita. 

Es algo en lo que coincide Jonny Lee Miller, encargado de dar vida a John Major, que cree que es precisamente esa manera de mirar más allá de la pompa lo que hace que los espectadores conecten con la serie. “Esto va de humanizar a esas personas y de entender qué podría haber sido esa vida y cómo es esa vida”, ha declarado. 

Carlos VS Diana

Dominc West y Elizabeth Debicki como Carlos y Diana. (Photo: NETFLIX)
Dominc West y Elizabeth Debicki como Carlos y Diana. (Photo: NETFLIX)

Dominc West y Elizabeth Debicki como Carlos y Diana. (Photo: NETFLIX)

La esencia de esta nueva entrega de The Crown se resume en la desintegración del matrimonio entre Carlos de Inglaterra y Lady Di, primero en privado, y después en público. En los noventa el ahora rey vivió su momento más delicado de popularidad después de que Diana de Gales decidiera revelar las infidelidades de su marido, sus intentos de suicidio y sus dificultades en el seno de la familia real.

Todo eso se narra en la quinta temporada de la serie, que retrata el proceso de creación de la biografía de Andrew Morton sobre la princesa en 1992. En un principio el autor aseguró que ella no había tenido nada que ver ni había estado involucrada aunque después se reveló que ella había grabado unas cintas en las que hablaba sin pelos en la lengua de su matrimonio que Morton utilizó para escribir Diana, su verdadera historia.

The Crown relata todo el proceso de grabación y la ayuda de James Colthurst, buen amigo de Diana, para mantener el anonimato de la princesa. La serie también recrea la polémica entrevista que la princesa concedió a la BBC en 1995 y que no solo sucedió de verdad sino que sigue trayendo cola casi tres décadas después. El año pasado se conoció que el periodista Martin Bashir había conseguido la entrevista mediante manipulaciones y acusaciones falsas, algo que enfadó enormemente a los hijos de Lady Di, los príncipes Guillermo y Harry.

“Sí, estaba nerviosa. Sentí una enorme responsabilidad”, ha declarado Elizabeth Debicki, encargada de meterse en la piel de la princesa Diana en las dos últimas temporadas. Preguntada sobre cómo ha sido interpretar a un personaje icónico, la actriz ha asegurado que “es un reto enorme y un proceso interesante” que le costará dejar cuando termine el rodaje de la última temporada.

Sí, estaba nerviosa. Sentí una enorme responsabilidadElizabeth Debicki (Diana de Gales)

“Me llevó un tiempo entender que añades tu interpretación a la que hace Peter de esta persona, y después la gente que ve la serie con tanto apego, y recuerdos y un sentido de que estos personajes de alguna forma les pertenecen, no solo por las personas que los han interpretado antes sino en la vida real. Tienes que dejar espacio a eso y es como un baile entre todas esas cosas, es un proceso precioso, pero un desafío”, ha expresado Debicki en rueda de prensa. 

Y si Debicki tiene un reto a la hora de interpretar a la princesa Diana, Dominic West también tiene un desafío por delante metiéndose en la piel del entonces príncipe Carlos, ahora rey Carlos III. El actor encarna al hijo de Isabel II en su momento más delicado, con su relación con Camilla Parker-Bowles siendo de dominio público y sus intimidades ocupando portadas. De hecho, la serie aborda la llamada telefónica que desembocó en el tampongate.

“Es una de las personas sometidas a un mayor escrutinio en todo el mundo”, ha respondido ante la prensa preguntado por si cree que esta nueva temporada de la serie cambiará la percepción sobre el nuevo monarca. “Este es un periodo en el que no es que estuviera recibiendo mala prensa pero, quizás, porque es un divorcio y siempre hay dos lados... Espero que haya un poco de perspectiva y que todo el mundo tenga un juicio justo”, ha sentenciado West, que ha trabajado por primera vez son su hijo, encargado de interpretar a un jovencísimo príncipe Guillermo. 

Este es un periodo en el que no es que el príncipe Carlos estuviera recibiendo mala prensa pero, quizás, porque es un divorcio y siempre hay dos lados... Espero que haya un poco de perspectiva y que todo el mundo tenga un juicio justoDominic West (príncipe Carlos)

West también ha confesado que durante el proceso de construcción de personaje y rodaje, “inevitablemente te pones de su lado y le das el beneficio de la duda”. “Espero que eso también pase cuando la gente vea a Carlos en esto”, ha asegurado. 

¿Quién es Penny Knatchbull?

La acción avanza en el tiempo y los personajes entran y salen de la pantalla a medida que se van estrenando nuevas entregas. Esta temporada cobra protagonismo Penny Knatchbull, consideraba la “segunda mujer más importante” en la vida de Felipe de Edimburgo, íntima confidente y rumoreada amante.

The Crown muestra cómo el duque de Edimburgo y Knatchbull, esposa del ahijado del marido de Isabel II, afianzan su relación en torno a la muerte de la hija de los Knatchbull, Leonora, fallecida a los cinco años por cáncer. Ambos encuentran una pasión común en los carruajes, algo que mantuvieron hasta la muerte del príncipe consorte.

El duque de Edimburgo y Penny Knatchbull. (Photo: NETFLIX)
El duque de Edimburgo y Penny Knatchbull. (Photo: NETFLIX)

El duque de Edimburgo y Penny Knatchbull. (Photo: NETFLIX)

Al margen de lo mucho que se ha rumoreado sobre su relación, la cercanía de Knatchbull con el duque de Edimburgo quedó clara en el funeral del marido de Isabel II. Knatchbull fue la única persona fuera de la familia que formó parte de la escasa lista de invitados, reducida al máximo para cumplir por las normas sanitarias impuestas por el coronavirus. La confidente del duque acudió visiblemente emocionada al funeral en Windsor.

Para Jonathan Pryce, haber interpretado al consorte de Isabel II le ha permitido “ser más consciente del hombre que era detrás de los titulares”. “Se pasó la mayor parte de su vida acaparando mala prensa por ser gruñón e irascible, por decir todas las cosas que no debía decir”, ha añadido en la rueda de prensa.

La importancia del vestuario

Si por algo se ha caracterizado The Crown en estas cinco temporadas es por cuidar al máximo el vestuario para trasladar a los espectadores hasta el momento que se desarrolla en pantalla. En esta nueva entrega vuelve a tener un peso fundamental que ha ayudado al reparto a meterse en la piel de sus personajes, especialmente en el caso de la princesa Diana.

“Son brillantes”, ha confesado Elizabeth Debicki sobre el departamento de vestuario de la serie. “Teníamos conversaciones psicológicas sobre la moda. Lo que hizo de la princesa Diana tan interesante y tan icónica en sus elecciones de moda es que ella llevó lo privado a la esfera pública, algo que era poco royal. Era fascinante para la gente porque era muy transgresor y un intento de transmitir su narrativa desde su silueta”, explica la actriz, que asegura que le ha resultado muy satisfactorio narrar esa parte de la historia. 

Elizabeth Debicki como la princesa Diana con el 'vestido de la venganza'. (Photo: NETFLIX)
Elizabeth Debicki como la princesa Diana con el 'vestido de la venganza'. (Photo: NETFLIX)

Elizabeth Debicki como la princesa Diana con el 'vestido de la venganza'. (Photo: NETFLIX)

En esta nueva temporada se recrean looks tan icónicos como el bautizado como ‘vestido de la venganza’ que Lady Di llevó en una fiesta de Vanity Fair en 1994 en la Serpentine Gallery de Londres. El príncipe Carlos había admitido abiertamente en televisión su relación con Camilla Parker-Bowles y la aparición de Diana se vio como una respuesta sin decir palabra.

Para Imelda Staunton, cuidar la imagen de Isabel II también era fundamental y confió ciegamente en los equipos de vestuario y maquillaje de la serie. “Nunca había hecho algo en lo que esto tuviera tanto impacto”, ha confesado sobre The Crown

“Para la reina, que permaneció igual todo el tiempo... creo que esa fue una de las cosas por las que las personas la admiraban. ‘Quizás puedo ser más trendy, moverme con los tiempos, no, esta es quien soy y a quién reconocen’. Por eso sienten que la conocen, porque no cambió”, ha declarado la actriz. Para Staunton, es un privilegio formar parte de The Crown y seguir el trabajo que iniciaron Claire Foy y Olivia Colman: “Nos sentimos extremadamente orgullosos de formar parte de esto y del trabajo que hemos hecho en esta quinta temporada”.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR