La Real Sociedad cumple su sueño en Old Trafford

·4 min de lectura
Brais Méndez celebra el gol marcado al Manchester (Photo: Martin Rickett/PA Wire/dpa)
Brais Méndez celebra el gol marcado al Manchester (Photo: Martin Rickett/PA Wire/dpa)

Brais Méndez celebra el gol marcado al Manchester (Photo: Martin Rickett/PA Wire/dpa)

La Real Sociedad y el Real Betis comenzaron con buen pie su andadura en la Liga Europa 2022-2023, sobre todo el conjunto donostiarra, que se impuso en Old Trafford al Manchester United (0-1), mientras que el verdiblanco sacó también con trabajo los tres puntos de su visita al modesto Helkinsi (0-2).

La Real Sociedad dio este jueves la campanada en Old Trafford, donde cumplió el sueño de imponerse a uno de los grandes de Europa, el Manchester United, con un gol de Brais Méndez de penalti en el minuto 59, y presenta su candidatura a liderar un grupo de la Liga Europa en el que ya ha batido al rival más importante.

El fútbol en Inglaterra quedaba en un segundo plano en la jornada del fallecimiento de la reina Isabel II y el juego de los ingleses pareció contagiarse de ese duelo para brillar por su ausencia en una primera mitad en la que la Real demostró personalidad y no se amilanó en su intento de tutear a los británicos.

Ronaldo, que volvía al once titular en un inicio de temporada con mucha marejada sobre su futuro, estuvo como su equipo poco reconocible, el joven zaguero en la Real sustituto del lesionado Le Normand, Jon Pacheco, se encargó de secar junto a Aritz al portugués y el cuadro vasco vivió un primer tiempo inesperadamente tranquilo.

El mayor susto llegó en el tramo final de este período, cuando un Ronaldo reservón firmó un cabezazo marca de la casa para batir a Remiro, pero el delantero portugués estaba en claro de fuego.

El técnico local, Erik Ten Hag, no estaba nada conforme con su equipo y mandó a calentar a varios de sus jugadores antes del final del primer tiempo, mandando un mensaje de disconformidad que iba a tener consecuencias tras el paso por vestuarios con la entrada de Bruno Fernandes y Lisandro.

El United intesificó su dominio en el segundo tiempo, la Real se echó atrás y le tocó sufrir con un disparo desde fuera del área de Ronaldo que rozó el larguero y que acercó un poco más al luso a una afición que todavía le examina por sus deseos de salir del club este verano.

El equipo inglés no podía tampoco fiarse mucho porque los donostiarras también tenían chispazos de buen fútbol, en uno de los cuales llegó la gran ocasión generada por una acción de Kubo que Sorloth no convirtió en gol por centímetros en su culminación de cabeza.

Cambió el escenario y enseguida llegó el penalti señalado sobre Lisandro por mano dentro del área para interceptar un remate de Silva que Brais Méndez, en ausencia del especialista Mikel Oyarzabal, marcó con gran seguridad para poner a la Real Sociedad por delante.

Achuchó en los minutos finales un conjunto local que puso a prueba a Remiro en sendos remates de Ronaldo y Casemiro, pero la Real estuvo muy firme, no se descompuso y tuvo un final de partido más tranquilo de lo previsto.

William Jose celebra su primer tanto en la Europa League (Photo: EFE/EPA/KIMMO BRANDT)
William Jose celebra su primer tanto en la Europa League (Photo: EFE/EPA/KIMMO BRANDT)

William Jose celebra su primer tanto en la Europa League (Photo: EFE/EPA/KIMMO BRANDT)

William José se estrena en la Liga Europa

Por su parte, el Real Betis también arrancó su segundo año consecutivo en la Liga Europa, gracias a su trabajada victoria (0-2) en su visita al modesto Helsinki finlandés, con William José de protagonista y la mala noticia de la lesión de Juanmi.

El conjunto verdiblanco, que el año pasado no pudo pasar de los octavos de final ante el Eintracht, supo sacar tres puntos claves en un campo complicado, con el siempre incómodo césped artificial, y donde le bastó su mayor superioridad y acertar en las pocas ocasiones que tuvo.

Y eso que el choque no comenzó bien para Manuel Pellegrini, que vio como el único de los titulares que repetía respecto a la derrota con el Real Madrid, Juanmi, caía lesionado tras un mal apoyo del tobillo. Este percance y la gran cantidad de rotaciones no ayudó a los béticos, aunque en el campo tenían jugadores de nivel como William Carvalho, que retornaba, Willian José, el veterano Joaquín o el central Pezzella.

El Betis, de todos modos, controló sin excesivos problemas las acometidas de los locales, aunque también le costó generar ocasiones de gol. La primera, un disparo de Rodri, lo repelió bien Hazard, mientras que Carvalho se topó con el larguero. Justo antes del descanso, el colegiado decretó penalti y Willian José no perdonó.

El Helsinki, impulsado por Browne, volvió de los vestuarios con más empeño y los visitantes pasaron minutos complicados, aunque con pocos sustos para Claudio Bravo. Pellegrini buscó más calidad y calma con la entrada de Sergio Canales, y poco después, tras un saque de esquina embarullado, Willian José recogió un balón perdido y remachó el 0-2.

El equipo finlandés estuvo cerca de coger aire a continuación, pero el VAR anuló el tanto de Abubakari y el Betis, ya con más espacios, no acertó a sentenciar definitivamente, sobre todo en una clara ocasión de su goleador, que perdió una buena opción para hacer el triplete.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.