El Real Madrid se lanza a cerrar el fichaje de Neymar y negocia con el PSG

Los catalanes se desgastan con el PSG mientras el brasileño no realiza gesto alguno y los madrileños observan.

El culebrón sobre el futuro de Neymar sigue al rojo vivo y el Real Madrid ha entrado con fuerza en la pelea por cerrar su fichaje después de semanas en las que el Barcelona no ha terminado de cerrar la operación.

No te pierdas a Mou, CR7 y Neymar, The Making Of, en exclusiva por DAZN. ¡Suscríbete ahora, tienes un mes de prueba gratis!

Según Marca, el Real Madrid ya se ha lanzado a trabajar en la operación sin los intermediarios de por medio que habían comunicado a las dos partes hasta el momento. De acuerdo con la versión del diario madrileño, el club merengue ha enviado en las últimas horas un emisario de alto rango en el organigrama deportivo de la entidad a la capital de Francia para iniciar las negociaciones entre ambas entidades. En Concha Espina, según Marca, reina el optimismo tras estos primeros diálogos entre las partes.

Aunque, según Marca, aún no han trascendido los términos de la negociación, L'Equipe apuntaba en su edición de este jueves que el club galo ha rechazado en las últimas horas una primera oferta del Real Madrid en la que incluían el pago de 100 millones de euros junto a los traspasos de Gareth Bale, James Rodríguez y Keylor Navas que, según Marca, ha pedido ser traspasado cuando todo hacía indicar que se quedaría.

Tras pasar todo el verano agazapado viendo los movimientos del Barcelona para repatriar al brasileño, el Real Madrid se ha lanzado a cerrar la operación cuando el culebrón empezaba a llegar a un callejón sin salida a sólo 11 días del cierre del mercado y con la relación entre Neymar y el entorno del PSG muy deteriorada.

De fructificar esta operación, el Barcelona vería como uno de sus grandes objetivos en el mercado de fichajes se esfumaría para, además marcharse al eterno rival . También volvería a ver cómo el PSG le cierra la puerta de salida al Camp Nou a alguna de sus estrellas como ya ocurrió con Thiago Silva, Marquinhos, Verrati o más recientemente con Rabiot, operaciones que erosionaron la relación entre ambas entidades como se ha podido comprobar este mes con Neymar.