Las razones por las que los españoles rechazan que el mundial se celebre en Qatar: solo el 23% apoya la decisión

Protesta simbólica por los derechos LGBTI+ frente a la sede del Museo de la FIFA en Zurich.
Protesta simbólica por los derechos LGBTI+ frente a la sede del Museo de la FIFA en Zurich.

Protesta simbólica por los derechos LGBTI+ frente a la sede del Museo de la FIFA en Zurich.

La pelota empezará a rodar en pocos días en el Mundial de Qatar. Pero no es un mundial cualquiera, es el primero que se realiza en invierno y en la península arábiga. Una reciente encuesta, sin embargo, muestra que los españoles no están completamente de acuerdo con que el mundial se realice en ese lugar, solo dos de cada 10 piensan que es una elección acertada.

El Emirato que aloja la competición está en el foco de las denuncias por su maltrato al colectivo LGTBI, a las mujeres y a los trabajadores, que han muerto a miles en la construcción de los estadios debido a las condiciones laborales que se les han impuesto.

El 23,9% de los españoles encuestados se consideran de acuerdo con la celebración del Mundial en la monarquía absoluta, el 15% afirma que la decisión es buena, pero que tienen que hay cosas que necesitan mejorar. Frente a estos grupos, que suman el 38,9% del total, se encuentran el 39,2% que opina que no es una buena decisión y un 21,9% a los que les resulta indiferente.

Según la encuesta, las principales razones del rechazo se encuentran en el maltrato a las mujeres, al colectivo LGTBI y a los trabajadores migrantes, que han muerto a miles durante la construcción de las infraestructuras para la competición futbolística.

Violaciones sistemáticas de los Derechos Humanos

Carlos de las Heras es portavoz de Deportes y Derechos Humanos de Amnistía Internacional (AI), y afirma que hay algo “positivo”, en este mundial, aunque insiste en entrecomillar esa palabra.

“A diferencia con otros mundiales, como el de Rusia y Ucrania, en el que se denunció la situación de las libertades de prensa e individuales con escaso éxito, ahora todos los ojos están puestos en Qatar por sus políticas contrarias a los derechos fundamentales”, afirma De las Heras.

Desde que se anunció la candidatura del país árabe para alojar el Mundial de este año, la ONG ha monitoreado la situación que se vive en el emirato.

Mujeres

Dos mujeres pasean por Doha, en Dakar, el 13 de noviembre.
Dos mujeres pasean por Doha, en Dakar, el 13 de noviembre.

Dos mujeres pasean por Doha, en Dakar, el 13 de noviembre.

Las mujeres viven subordinadas a la tutela masculina. “Es un sistema que les limita la vida en múltiples aspectos. Por ejemplo, en el sentido de que las deja bajo la custodia de un tutor varón que suele ser el padre, el hermano, el abuelo o algún tío”, cuenta De las Heras.

Las mujeres necesitan que su “tutor” les de el visto bueno para cuestiones como casarse, estudiar en el extranjero con una beca, trabajar para el Estado catarí , viajar al extranjero o para acceder a servicios relacionados con la salud reproductiva, como la píldora anticonceptiva.

En Qatar residían 2,77 millones de personas en 2020, según los datos del Ministerio de Asuntos Exteriores español. Sin embargo, alrededor del 80% de esa población es extranjera.

Todas las mujeres están sujetas a la tutela masculina, sin embargo, aquellas que además son migrantes tienen una vida aún más complicada, narra De las Heras: “Cuando esto lo trasladamos a las mujeres no cataríes, tenemos que añadirles una condiciones laborales interminables y abusos verbales y hasta físicos”.

Colectivo LGTBI

Los exabruptos del país árabe en relación con la homosexualidad vienen de lejos, partiendo de la base de que su código penal la castiga con hasta siete años de prisión, según denuncia AI.

El organizador del Mundial de este año ya saltó en diciembre de 2021 a las primeras planas por pedir que se evitaran las muestras de afecto homosexual en público.

“Las autoridades dicen que todas las personas son bienvenidas en Qatar para ver el mundial, pero en la práctica los homosexuales están completamente discriminados”, apunta De las Heras. Las propias autoridades que organizan el mundial declararon que la homosexualidad es un “daño en la mente”.

Trabajadores migrantes

A Qatar le sobraba el dinero para organizar el Mundial, pero le faltaba una cosa esencial: trabajadores. La competición futbolística ha supuesto un esfuerzo contrarreloj para levantar estadios y nuevas infraestructuras, para lo que la monarquía absoluta empezó a “importar” trabajadores, sobre todo del Sudeste Asiático y África oriental.

Protesta en Alemania donde se denuncia el
Protesta en Alemania donde se denuncia el

Protesta en Alemania donde se denuncia el "trabajo esclavo" en Qatar.

Los derechos laborales, sin embargo, poco tenían que envidiar a la Edad Media. “Predominaba el sistema de Kafala, el cual ata a los trabajadores a los empleadores, que tienen la capacidad de retenerles el pasaporte, lo que reducía sus posibilidades de salir del país o cambiar de empleo”, cuenta De las Heras.

A golpe de denuncias, cuenta el activista, en los últimos años se han introducido algunas mejoras, aunque del dicho al hecho hay un trecho: “Eso es lo que dice la Ley, pero en la práctica la realidad es que hay muchos trabajadores migrantes que por esa falta de implementación y de cumplimiento que siguen sufriendo estas condiciones”.

Esas “condiciones” relata De las Heras suponen jornadas laborales de 18 horas al aire libre en pleno verano, impago de salarios, imposibilidad de acudir a la justicia o una inexistente libertad sindical.

¿Qué se puede hacer?

Distintas organizaciones, entre ellas AI, han lanzado una iniciativa para forzar a que la FIFA y Qatar reparen los daños causados a los trabajadores migrantes. Una encuesta realizada por los impulsores de la petición, realizada a decenas de miles de personas, demostró un apoyo abrumador de alrededor del 75% a la medida.

“Se estima que la FIFa ingresará cerca de 6.000 millones de euros por el Mundial, nosotros pedimos que se destinen 440 a la reparación por los daños que han sufrido estos trabajadores”, señala De las Heras.

Dua Lipa, que se ha negado a actuar en la ceremonia inaugural del Mundial, durante un concierto en Australia el pasado 8 de noviembre.
Dua Lipa, que se ha negado a actuar en la ceremonia inaugural del Mundial, durante un concierto en Australia el pasado 8 de noviembre.

Dua Lipa, que se ha negado a actuar en la ceremonia inaugural del Mundial, durante un concierto en Australia el pasado 8 de noviembre.

Desde AI animan a todo el mundo a unirse a la petición y a comentar sus preocupaciones con sus familiares y amigos para que los derechos humanos no acaben eclipsados por la competición.

Algunas de las marcas como Adidas, CocaCola, Mcdonalds o Budweiser, que patrocinan el mundial, también han cedido a la presión y han sumado su apoyo para que el fondo de reparación sea una realidad.

A estas acciones se ha sumado hace unos días la cantante británica de origen albanokosovar, Dua Lipa, que ha anunciado que no actuará en la ceremonia inaugural de la competición y que no irá al país hasta que respeten los derechos humanos. La cantante Channel, a priori referente LGTBI en España, estuvo en el foco de la polémica precisamente por todo lo contrario.

Más información