Alberto Garzón tiene razón pero nos hemos enfangado en un debate residual

·3 min de lectura
El Ministro de consumo, Alberto Garzón desata la polémica con unas declaraciones sobre el consumo de carne | Photo by Alex Zea/Europa Press
El Ministro de consumo, Alberto Garzón desata la polémica con unas declaraciones sobre el consumo de carne | Photo by Alex Zea/Europa Press

En el panorama nacional contamos con ciertas figuras que, sin importar demasiado lo que hagan o digan, siempre consiguen crispar los ánimos y levantar polémica, incluso cuando tienen razón. La actualidad, por supuesto, se ha centrado en el análisis político o en los enfrentamientos dialécticos que las declaraciones y el vídeo del ministro Alberto Garzón han levantado (incluyendo la respuesta del propio presidente Sánchez), sin embargo existe una realidad científica detrás que conviene analizar.

En primer lugar, todos intuimos que los datos y argumentos esgrimidos por el ministro son buenas razones para reducir nuestro consumo actual de carne. España se alza en el segundo puesto como país europeo que más carne consume y su papel ganadero está muy presente ya que es uno de los principales productores de ternera y cerdo. La pandemia de COVID-19 ha incrementado el consumo y el consumo en 2020 se sitúa en 49,86 kilos por persona al año, lo que significa un aumento del 10,2% con respecto al año anterior.

Desde hace décadas cualquier experto nutricionista y todas las fundaciones o instituciones de salud importantes recomiendan reducir el consumo de carne y aumentar el de frutas, verduras o legumbres. Casi 50 kilos de carne al año es una cifra excesiva y en este aspecto, la recomendación de Garzón para reducir y moderar nuestros hábitos cárnicos no debería haber levantado tanta polémica.

Emisiones de gases de efecto invernadero en ganadería | Datos e imagen de FAO
Emisiones de gases de efecto invernadero en ganadería | Datos e imagen de FAO

Por otro lado, los informes presentan la ganadería como uno de los principales emisores de gases invernadero que contribuyen al calentamiento global. Según datos de la FAO, las cadenas de suministro de ganado son responsables de más de 8000 millones de toneladas en las que el metano (CH4) representa aproximadamente la mitad del total. El resto se distribuye entre diferentes gases como l óxido nitroso (N2O) con un 24% y, por supuesto, dióxido de carbono (CO2) con un 26%. Además de la cantidad, el principal problema es el metano, un gas de efecto invernadero tan potente que un solo kilogramo liberado a la atmósfera posee el mismo potencial de calentamiento que 25 kilogramos de CO2.

También es importante puntualizar que la ganadería no es el mayor emisor de gases invernadero. Ese dudoso título honorífico recae en el sector de energético que aglutina el 75% de las emisiones totales a nivel mundial. Dentro de este sector, el transporte por ejemplo supone el 27%, mientras que la ganadería solo es responsable del 8% de las emisiones y la agricultura del 4%, según datos del propio Inventario Nacional de Gases de Efecto Invernadero Español y del IPCC.

Las palabras de Garzón tienen su sentido y los datos avalan sus propuestas para reducir el consumo de carne, tanto por salud como por el planeta. Sin embargo, también es conveniente aclarar que reducir el consumo de carne y, por tanto, disminuir la actividad ganadera (pasando por ejemplo del 8% al 5%) apenas tendría consecuencias significativas y palpables en el avance del calentamiento global. Los cambios necesarios en nuestras actividades como sociedad son tan importantes y estructurales que centrarse en un tipo de emisión concreto no surtiría demasiado efecto.

Reducir el consumo de carne, sobre todo las procesadas y ultraprocesadas, tendría efectos notables sobre la salud de la población, reduciría las tasas de determinados tipos de cáncer, como por ejemplo el colorrectal, sin embargo para "salvar el planeta", tal y como el ministro Garzón afirma, serían ecesarias tantas medidas que esta polémica sobre la carne no es más que el chocolate del loro. 

Toda la polémica sobre el consumo de carne y el ministro Garzón en Yahoo:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente