Rayden: "Me cabreó mucho lo que hizo 'La Voz Kids"

Marina Prats

En una época en la que se cancelan conciertos según el partido que gobierne, Rayden le planta cara a un ayuntamiento y monta un concierto alternativo en respuesta a la cancelación de su actuación. En un momento en el que prima la electrónica y en el que los cantantes de reguetón están en lo más alto de las plataformas de streaming, David Martínez se atreve con una actuación a trío con voz, guitarra y contrabajo. 

A pesar de esta vocación por lo instrumental Rayden saltó a la fama, igual que Arkano, al ganar las batallas de gallos de Red Bull en 2006, y después pasó a formar parte del grupo de rap Atresbandas.

Rayden, durante el concierto de cierre de la Ruta Firestone 2019 en la Joy Eslava.

Entonces rapeaba con sudadera con capucha y gorra, e incluso visitó algún que otro plató de televisión donde se veía obligado a improvisar sobre las noticias del día. Esa imagen de rapero, que le ha costado tantas críticas a Arkano en su último lanzamiento, ya es historia hoy le parece una “ridiculez”.

Las críticas a las parodias de la música urbana no son las únicas que salen de la boca del cantante de Alcalá de Henares (Madrid) en su charla con El HuffPost Life. Tampoco se corta al hablar de la SGAE, ni del discurso del odio al que “han sacado rentabilidad” los políticos en las últimas elecciones del 10-N.

Ya lo avisaba antes de empezar a cantar en su estreno en la Joy Eslava, en el concierto de cierre de la Ruta Firestone 2019: “Si oís algo que os parezca una opinión política, probablemente lo sea. No hay doble sentido”. Tomen nota.

¿Qué ha pasado para que de hacer rap con Atresbandas hayas pasado a hacer algo más parecido al rock o al soul con una banda?

Lo que ha pasado es que he ido madurando poco a poco, he ido conociendo la música y los instrumentos como puede ser la voz, la cabeza, la mano al escribir… También he preferido no sonar con una pista grabada, que las hay maravillosas, pero hacerlo con banda. O en trío, con contrabajista y guitarrista, o simplemente en acústico. En algunos conciertos me...

Sigue leyendo en El HuffPost