Ratas y angustia, el día a día de las refugiadas afganas en Grecia

Una joven lee en el periódico griego Iefimerida el suplemento titulado 'Pájaros migratorios', sobre la vida diaria de los refugiados, el 14 de abril de 2017 en Atenas

Miedo de la lluvia, de la noche, de las ratas, sentimiento de ser "humanos de segunda categoría" es el relato de las jóvenes afganas sobre sus vidas de refugiadas en un suplemento del diario griego Periódico de los Redactores publicado este viernes.

En persa, griego, e inglés, la edición, bautizada 'Pájaros migratorios', es el resultado de un trabajo realizado durante largos meses con 15 residentes del campo de refugiados de Shisto, cerca de Atenas, por la ONG Red para los derechos del niño.

Algunas ya eran refugiadas en Irán antes de unirse al gran éxodo hacia Europa iniciado en 2015 por las poblaciones que huyen de la guerra y la miseria.

Entre ellas, la estudiante Mahdie Hossaini, que explica su salida describiendo la incertidumbre y las discriminaciones sufridas por los afganos en Irán.

Pero también su decepción a su llegada frente al rechazo europeo de incluir a los afganos en sus planes de reparto de los refugiados: "soñábamos con un país donde no hubiera discriminaciones", pero "nos dimos cuenta de que incluso en Europa somos humanos de segunda categoría".

"No sé por cuánto tiempo aún seremos refugiados", "cuántas generaciones" deberán aún cargar con esta "herencia de sufrimiento", se preocupa.

"Antes de venir aquí, me gustaba la lluvia", escribe Madine Zafari, de 17 años, que describe un invierno pasado bajo las tiendas, a merced de la intemperie. "Las ONG y el personal del campamento intentaban ayudar, pero en vano y a veces es peor", se lamenta.

Fatime Sentagat, de 13 años, y Zohre Yasemi, de 17, comparten su miedo a las ratas que hay que "cazar todos los días".

Las chicas describen también la angustia de los niños del campo y el dolor de las separaciones familiares vividas por muchos de los residentes.

Para ellas, que intentan sin embargo integrarse, aprender idiomas europeos y hacen proyectos de estudios, "la vida parece vacía, sin ningún valor".

Los afganos son uno de los mayores grupos de exiliados -cuyo número se estima en cerca de 50.000- bloqueados en Grecia por el cierre de las fronteras europeas desde el invierno de 2016.

La mayoría está a la espera del examen de las demandas de asilo que ha depositado.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines