Ramón González, del paro en España al éxito en Estados Unidos trabajando para la NASA

Tiene 34 años y también ha tenido que marcharse al extranjero en busca de oportunidades. Su historia es la misma que la de muchos españoles bien formados que, tras la crisis y ante la ausencia de opciones, optan por emigrar fuera para tener un futuro que su país no les está dando. Ramón González es Doctor en Robótica e ingeniero informático por la Universidad de Almería y hace algo más de dos años se vio en el paro y sin forma de encontrar trabajo en España. Sin embargo, suele ocurrir en los últimos años que estos profesionales cualificados tienen decenas de oportunidades en otros países.

A este almeriense le apareció en Estados Unidos, donde entró en septiembre de 2014 en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT). Ahora trabaja en proyectos de la NASA y acaba de ser galardonado con la Medalla de Andalucía.

Ramón González (Ramón González web).

Los comienzos de este joven no fueron fáciles. Procedente de familia humilde –su padre ganadero y su madre ama de casa-, tuvo que recurrir a becas para poder pagarse los estudios en una familia que siempre le apoyó en su sueño de llegar a ser ingeniero, tal y como cuenta el Huffington Post.

Trabajó en las universidades de Almería y Zaragoza como profesor ayudante, hasta que la falta de oportunidades le obligó a replantearse su vida. Y en ese momento, cuando parecía que todas las luces se habían apagado, surgió la opción estadounidense.

Ahora González participa en dos proyectos para la NASA. Uno de ellos es un aspecto muy crítico de los robots planetarios. El proyecto consiste en crear técnicas de compensación y detención del deslizamiento de las ruedas cuando están sometidas a movimientos en terrenos de arena como las dunas de Marte o la Luna. El objetivo es evitar que si el vehículo se queda estancado, se pierda la misión.

El segundo es algo diferente. Están diseñando un sistema de anclaje para cuando esos vehículos circulan por un cráter, que por lo general suelen tener una pendiente muy elevada. Necesitan que los rover se mantengan estables y no terminen cayendo y estropeando la misión.

Ramón González, Medalla de Oro de Andalucía (Twitter).

Desde la distancia explica su nueva vida y también le hace alguna crítica al sistema español. En Estados Unidos las opiniones de los becarios y de los responsables de empresa están al mismo nivel y todos son escuchados, mientras que en España hay una jerarquía mucho más vertical que posibilita que grandes ideas no salgan nunca a la luz por las dificultades que se tienen para decirlas.

Desgraciadamente el camino que ha emprendido González es común entre los investigadores españoles que reciben una estupenda formación, pero que a la hora de llegar al mercado laboral español se encuentran un abismo. La inmigración se presenta por tanto como la única manera de seguir progresando laboralmente.