Rafa Nadal renuncia a jugar el Abierto de Australia

POR CULPA DE LA INFECCIÓN GASTROINTESTINAL

"Mi rodilla está bastante mejor, pero lo más prudente es hacer las cosas bien", señala el balear que fija ahora su retorno para Acapulco

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

El tenista español Rafa Nadal anunció este viernes que no jugará en el Abierto de Australia, primer 'grande' de la temporada, después de no recuperarse de la infección gastrointestinal que le ha impedido continuar con su proceso de recuperación tras la lesión de rodilla de este verano y que le impediría llegar en las mejores condiciones y con algo de competición a la exigente cita de Melbourne.

"Mi rodilla está bastante mejor, y el proceso de recuperación ha ido según lo previsto por los médicos, pero este proceso vírico ha hecho que no pudiera entrenar esta última semana y en los próximos días y por tanto, muy a mi pesar no podré reaparecer en el momento que habíamos previsto", señaló Nadal en declaraciones facilitadas por su departamento de prensa.

El balear tenía previsto volver a la actividad en el Mubadala World Tennis Championship, torneo de exhibición que se disputa en Abu Dhabi, y donde parecía que pondría fin a una baja de seis meses por sus problemas en la rodilla, que le apartaron de la competición tras perder en la segunda ronda de Wimbledon ante el checo Lukas Rosol.

Sin embargo, esa infección le hizo renunciar al torneo en los Emiratos Árabes Unidos, y las dudas sobre si podría estar en su siguiente cita programada para su retorno, en Doha, empezaron a acrecentarse, y los peores temores se confirmaron hoy. De este modo, el exnúmero uno del mundo se perderá una nueva cita de nivel tras no poder acudir a los Juegos Olímpicos y perderse el US Open y la Copa de Maestros.

Ahora, la culpa la tiene una infección que ha provocado que los médicos le hayan recomendado reposo deportivo a partir de hoy durante los próximos siete días y tratamiento sintomático con control clínico y ecográfico en los próximos 4-5 días, lo que la haría llegar sin preparación al 'grande', un riesgo demasiado alto.

"Creo que tal y como dicen los médicos y mi equipo, lo más prudente es hacer las cosas bien y este virus ha hecho retrasar todos mis planes de reaparecer en estos días. Mi reaparición tendrá que esperar hasta el torneo de Acapulco si bien no descartaría la posibilidad de reaparecer en algún torneo antes", aseguró Nadal al respecto, que esta temporada tenía como objetivo retornar a la gira de tierra batida del mes de febrero.

Además, el exnúmero uno del mundo reiteró que su deseo es volver cuando esté al cien por cien. "Tal y como he dicho siempre, mi vuelta al circuito se producirá cuando me encuentre en las condiciones que me permitan competir. Tras todo este tiempo apartado de las pistas prefiero no acelerar la reaparición y hacer las cosas bien", advirtió.

TONI NADAL: "SERÍA MUY PRECIPITADO".

Por su parte, Ángel Ruiz-Cotorro, médico principal del equipo de Rafa Nadal y director del Centro Mapfre de Medicina del Tenis, confirmó los problemas del español. "Rafa Nadal sufrió la semana pasada un proceso vírico que provocó una gastroenteritis con fiebre alta durante cuatro o cinco días", indicó.

"Debido a este proceso se le ha recomendado reposo deportivo durante una semana. Dadas las circunstancias y teniendo en cuenta que el próximo torneo en Doha empieza la semana entrante, no estará en condiciones físicas suficientes para seguir con el proceso de readaptación necesario haciendo también imposible su participación en el Abierto de Australia", añadió al respecto.

Toni Nadal, entrenador de su sobrino, cree igualmente que sería "muy precipitado" el acudir a Melbourne "en estas condiciones". "No parece razonable sin haber tenido un periodo de adaptación a la competición que su primer torneo sea el Abierto de Australia que es un torneo del 'Grand Slam' y por tanto los partidos son a cinco sets", apuntó.

"No creo que Rafael pueda estar preparado para afrontar una competición tan exigente con tan poca preparación. Es verdad que hemos tenido algo de mala suerte con esta complicación, pero qué se le va a hacer. Después de tanto tiempo mejor hacer las cosas bien y lo más profesional es empezar cuando estemos bien", sentenció.

Así, Nadal no podrá acudir a un Abierto de Australia, que conquistó en el año 2009 y en el que el año pasado alcanzó una épica final ante el serbio Novak Djokovic, resuelta en cinco intensos sets a favor de su rival.

PUBLICIDAD