Rachel Keke, la 'kelly' inmigrante que hace historia al ser elegida diputada en Francia

·2 min de lectura

Rachel Keke, la camarera de hotel nacida en Costa de Marfil y que organizó una huelga en un hotel de París, ha hecho historia en Francia al ser elegida este domingo diputada de la Asamblea Nacional francesa al batir a la exministra de Deportes Roxana Maracineanu.

La actual gobernanta de un hotel Ibis, representante de la alianza de izquierdas Nupes, se ha convertido en la primera trabajadora de su sector elegida en la Asamblea Nacional, en la que dominan los legisladores formados en instituciones universitarias de élite.

En la séptima circunscripción del departamento de Val-de-Marne, Keke, de 48 años, ganó con un 51,38 % de los votos a Maracineanu, que obtuvo el 48,62 % y concurría representando al campo de Emmanuel Macron.

“Sabía que iba a ganar porque soy un gran símbolo. Sé muy bien lo que hago, quiero dar visibilidad los empleos que son mal remunerados (...) La gente sufre mucho”, dijo en una declaración al canal BFMTV.

Sabía que iba a ganar porque soy un gran símbolo. Sé muy bien lo que hago, quiero dar visibilidad los empleos que son mal remunerados (...) La gente sufre mucho

Como camarera de hotel en el Ibis de Batignolles, en París, la recién elegida diputada lideró una huelga sin precedentes en el sector, que se extendió durante 22 meses, entre 2019 y 2021.

La movilización logró torcer el brazo del poderoso grupo Accor, propietario de esa cadena. Gracias a esa movilización, Keke y una veintena de compañeras han tenido un aumento salarial y mejoras en las condiciones laborales.

La nueva parlamentaria emigró desde su Costa de Marfil natal en 1999, después del golpe de Estado en el país africano, y, antes de llegar a la Asamblea, trabajó primero como peluquera, luego como cajera, más tarde como auxiliar de personas mayores y por último como camarera de hotel.

Madre de seis hijos -uno de ellos fallecido-, Keke vive en Chevilly-Larue, al sur de París, con su hermana pequeña. “En la Asamblea Nacional hace falta gente que viva en el terreno, como yo, de los trabajos invisibles, como los nuestros. Nos pagan mal y nos cuesta llegar a fin del mes”, dijo en una entrevista con EFE, días antes de la votación.

El otro de los candidatos llamativos, el panadero Stéphane Ravacley, de 50 años, no dio la sorpresa y cayó ante el candidato macronista Eric Alauzet. Ravacley se hizo famoso una huelga de hambre de diez días para poder regularizar a su aprendiz guineano.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente