Rachel Kéké, una trabajadora de la limpieza elegida diputada en Francia

·2 min de lectura

Rachel Kéké Raïssa, nacida en Abobo, Costa de Marfil, ha hecho historia en Francia al ser elegida como diputada de la Asamblea Nacional. Esta mujer, de origen africano, es reconocida por liderar durante 22 meses una huelga con la que logró un aumento salarial y pagos por hora cuando se desempeñaba como mujer de limpieza en el hotel Ibis de Batignolles, de París.

"Esta noche, soy una diputada, diputada electa, ni siquiera puedo decir la palabra: ¡diputada! Es eso, ¿verdad? Soy la voz de los que no tienen voz. Soy una criada, soy una limpiadora, guardia de seguridad, auxiliar de enfermera, empleada doméstica, soy todos estos trabajos invisibles, y en la Asamblea Nacional, estos trabajos serán visibles", declara Rachel Kéké, diputada electa en la Asamblea Nacional.

La actual gobernanta de un hotel Ibis, representante de la alianza de izquierdas, NUPES (Nueva Unión Popular Ecologista y Social), se ha convertido en la primera trabajadora de su sector elegida en la Asamblea Nacional, en la que dominan legisladores formados en instituciones universitarias de élite.

En la séptima circunscripción del departamento de Val-de-Marne, Keke ganó con un 51,38 % de los votos con los que batió a la exministra de Deportes Roxana Maracineanu, quien obtuvo el 48,62 %.

"El hecho de ver a una mujer de color, una mujer de la limpieza, una mujer valiente llegar a la Asamblea Nacional, para mí es tan simbólico, para mí ya es una victoria”, comenta Amel Matouk, partidaria de Rachel Kéké.

Una mujer que "hará ruido" en la Asamble Nacional

Se define a sí misma como una guerrera, y tiene la intención de “hacer ruido” con respecto a todas las demandas de la clase trabajadora a la que representa. "En la Asamblea Nacional hace falta gente que viva en el terreno, como yo, de los trabajos invisibles, como los nuestros. Nos pagan mal y nos cuesta llegar a fin del mes", dijo en una entrevista con EFE, días antes de la votación.

Rachel Kéké pretende luchar por estas profesiones mal pagadas e invisibilizadas, aquellas que ella misma conoce de primera mano, ya que trabajó también como peluquera, cajera de supermercado y auxiliar de personas mayores.

Esta nueva diputada emigró en 1999 con sus 5 hijos después del golpe de Estado en Costa de Marfil, y obtuvo la nacionalidad francesa en el 2015.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente