Un sexto migrante muere en la frontera de Polonia con Bielorrusia

·2 min de lectura
Un refugiado intenta comunicarse con un intérprete detrás de un cordón policial en Usnarz Gorny, Polonia, en la frontera con Bielorrusia (AFP/Jaap Arriens)

Los guardias fronterizos polacos anunciaron este viernes la muerte de un migrante iraquí en la frontera con Bielorrusia, lo que eleva el balance a seis fallecidos, al mismo tiempo que oenegés avisron de una crisis humanitaria en la parte oriental de la Unión Europea (UE).

"Un grupo de migrantes provenientes de Irak fue retenido durante la pasada noche, a 500 metros de la frontera con Bielorrusia", declaró la policía fronteriza polaca en Twitter.

"Uno de los hombres, aunque fue reanimado por la patrulla y los socorristas, murió probablemente de una crisis cardíaca", indicaron en un comunicado.

Se trata del quinta persona que perece esta semana, el sexto desde agosto.

Miles de migrantes, en su mayoría de Oriente Medio, han cruzado, o intentado cruzar, la frontera entre Bielorrusia y la UE, en Lituania, Letonia y Polonia, durante los últimos meses.

Bruselas sospecha que el régimen de Minsk fomenta este flujo en represalia por las sanciones europeas impuestas por la represión política interna.

La mayoría de los migrantes que vienen a la Unión Europea atraviesan el mediterráneo, por lo que se trata de un fenómeno sin precedentes el trayecto por estos países de Europa del este.

Las organizaciones no gubernamentales han criticado a Polonia por haber impuesto el estado de emergencia en la frontera, lo que impide que estas asociaciones puedan ayudar a los recién llegados y prohíbe el acceso a los que no son residentes, incluidos los periodistas.

Además, los activistas acusan a Varsovia de practicar una política de devolución sumamente controvertida, que dificulta el proceso de solicitud de asilo por parte de los migrantes y los fuerza a regresar a Bielorrusia.

En una publicación de Facebook este viernes, el primer ministro, Mateusz Morawiecki, aseguró que el gobierno era "sensible" a la difícil situación de los migrantes.

"Estamos tratando de ayudar y salvar la vida y la salud de todos los inmigrantes ilegales que han cruzado la frontera polaca y que son encontrados a tiempo", escribió Morawiecki.

Preguntado por las devoluciones a principios de esta semana, el viceministro de Interior, Maciej Wasik, señaló que Polonia estaba utilizando "todos los medios legales" para proteger su frontera.

El domingo, los cadáveres de cuatro personas, aparentemente migrantes, fueron descubiertos en la frontera entre Polonia y Bielorrusia.

Frente a la afluencia migratoria y a las tensiones con Bielorrusia, Polonia impuso a principios de septiembre un estado de emergencia por 30 días en su frontera.

También envió a 2.000 soldados y comenzó a construir una alambrada de 400 km en la frontera con Bielorrusia.

bo/sw/lch/me/es/jvb

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente