El Quijote es un tratado científico y don Alonso de Quijano un obsesivo

·2 min de lectura

Barcelona, 14 oct (EFE).- El caballero de la triste figura, el hidalgo don Alonso de Quijano, es un obsesivo a las puertas de la locura, y el libro que describe sus andanzas, el mundialmente famoso Don Quijote de la Mancha, un tratado científico que habla de medicina, psicología, astronomía, matemáticas, física y emociones.

Así ha descrito este jueves el psiquiatra barcelonés José María Vázquez, responsable del departamento de Psiquiatría de la Asociación Bienestar y Desarrollo (ABD), al protagonista del más famoso y célebre libro de caballería del mundo, escrito por el no menos célebre Miguel de Cervantes Saavedra y publicado el año 1605.

Vázquez ha repasado hoy en una conferencia la gran cantidad de reconocidos psiquiatras que han estudiado desde el siglo XIX el personaje de ficción de Don Quijote y sus diferentes diagnósticos sobre su supuesta locura, desde el doctor Hernández Morejón en 1836, el doctor Royo Villanova en 1905 o el psiquiatra Philippe Pinel, que define a Alonso de Quijano como un "ejemplo admirable de monomanía".

Sin embargo, para Vázquez el mejor psiquiatra de Don Quijote es su fiel escudero, Sancho Panza, quien, a lo largo, del libro describe a su señor y sus síntomas acertadamente: "casi no comía, dormía muy poco y por esa razón se le secó el celebro".

El psiquiatra ha revisado igualmente el famoso tratado de caballería desde el esoterismo, y lo ha relacionado con la cábala, los evangelios y la física cuántica.

Ha argumentado que Cervantes conoció el cristianismo, el judaísmo y el islamismo y se impregnó de estas culturas por las circunstancias de su azarosa vida -estuvo preso en Argel- y porque le tocó vivir una época dominada por el absolutismo de los reyes de la casa de Austria en España, la Inquisición y el floreciente Siglo de Oro.

"Parto de la dualidad fantasía-razón para hacer pensar a la gente", ha indicado y, para ello, usa citas de psiquiatras, antropólogos y también el esoterismo.

"El libro habla de emociones, que son muy importantes porque pueden cambiar el entorno de nuestra vida", ha considerado.

También habla de "locura, obesidad, traumatismos, dolor, lipotimia, infarto, dermatitis, sordera, sonambulismo. Es el mejor tratado para poder estudiar medicina y nos puede abrir la mente para entender que la vida tiene matices, de los que hay que estar pendientes para entender la realidad", ha asegurado el psiquiatra.

José María Vázquez desarrolla su trabajo diario en el Centro de Atención y Seguimiento de Sants, en Barcelona, un centro ambulatorio de tratamiento para personas que presentan un consumo adictivo de drogas, y es responsable de Psiquiatría de la ABD, una ONG que defiende los derechos de las personas en situación de fragilidad social.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente