Tienen 21.000 millones de dólares sin gastar en tarjetas de regalo

·5 min de lectura
Casi todos los minoristas ofrecen a los consumidores tarjetas de regalo como una forma de comprar o dar dinero a amigos, tanto en línea como en tiendas físicas. (Getty Images)
Casi todos los minoristas ofrecen a los consumidores tarjetas de regalo como una forma de comprar o dar dinero a amigos, tanto en línea como en tiendas físicas. (Getty Images)

Una tarjeta de regalo es una tarjeta prepagada que puede ser utilizada por cualquier persona que la posea. Aunque parece una tarjeta de crédito, no es posible endeudarse porque sólo puede se puede gastar el monto depositado por la persona que la adquirió. Desde hace años es el regalo perfecto para las ocasiones en que no sabes qué obsequiar.

¿Qué pasó?
¿Qué pasó?

Pero una investigación reciente de Bankrate detectó que los estadounidenses tienen una fortuna en tarjetas de regalo sin gastar. La cantidad es tan fenomenal que la mitad de la población adulta de Estados Unidos tiene al menos una tarjeta de regalo, cupón o crédito sin usar. En total son unos 21.000 millones de dólares en efectivo inactivo, o aproximadamente 175 dólares por cada persona mayor de 18 años.

"Se cree que solo Starbucks tiene alrededor de mil millones de dólares en tarjetas de regalo sin usar", dijo Ted Rossman, analista de CreditCards.com.

El experto financiero que para resolver el problema sólo hay que realizar una sencilla tarea: limpiar tu billetera, tu bolso, los cajones de tu casa para encontrar esas tarjetas que te obsequiaron en algún momento y que no has querido o no has podido usar.

Lo que no debes hacer es dejar que ese dinero se pierda. La mayoría de esas tarjetas no caducan pero podrían cobrarte una comisión después de mucho tiempo por inactividad. También podrías extraviar la tarjeta o que quede para siempre el olvido en el bolsillo de una chaqueta vieja. Y otra opción en estos tiempos financieramente turbulentos es que la tienda donde puedes usar la tarjeta cierre sus puertas para siempre.

Si te obsequiaron una tarjeta de regalo de un lugar en el que nunca comprarías puedes regalarla a otra persona, donarla a algunas organización benéfica o venderla. Es posible intercambiar el saldo para sitios web como ClipKard o CardCash pero no recibirás el valor total.

Rossman considera que si las personas deciden usar esas tarjetas este invierno podrían darle un respiro a sus presupuestos y al flujo de caja de los comercios.

Aferrarse a las tarjetas de regalo no es una buena opción porque hoy podrás comprar menos con esa misma cantidad que el año pasado debido a la inflación.

El analista recomendó hacer una lista de los próximos cumpleaños y celebraciones y uses el saldo para comprar regalos para los amigos y los seres queridos. Otros sugieren aprovechar para comprar artículos necesarios como útiles escolares, artículos de oficina o comida.

Para el estudio, unos 2.372 adultos contestaron una encuesta online en julio de 2022. El 52% de los millennials tenía tarjetas sin usar, con un valor promedio de 226 dólares. El grupo etario de la Generación Z representó el 51% de las personas que no han usado sus tarjetas de regalo y han acumulado un promedio de 149 dólares.

Pero nadie se salva de tener tarjetas de regalo extraviadas en algún rincón. El 43% de los encuestados de la Generación X tienen tarjetas sin usar por 180 dólares y el 42% de los Baby Boomers, con saldos de 133 dólares.

Al analizar los datos por ingresos familiares, los que tienen entre 80.000 y 99.999 dólares anuales tenían más probabilidades de acumular tarjetas de regalo sin usar. Ese grupo alcanzó un 57%, con un valor promedio de 227 dólares. Las familias que ganan más de 100.000 dólares representaron el 56%, con un valor promedio de 265 dólares.

Pero las personas con ingresos más bajos también han desaprovechado las tarjetas. El 41 % de las personas con ingresos familiares inferiores a 50.000 dijo tener tarjetas de regalo sin usar, con un valor promedio de 128 dólares. Y el 53 % de las que tenían entre 50.000 y 79.999 dólares, con 165 dólares.

“Con la inflación en su nivel más alto en 40 años, todos buscan formas de ahorrar dinero”, aseguró Rossman. Y poner a trabajar esas tarjetas de regalo ociosas es una manera fácil de usar un dinero que habías olvidado que tenías disponible.

El uso de una tarjeta de regalo es una experiencia muy personal. Hay personas que simplemente las olvidan y otras que esperan usarlas de una manera estratégica, dijo Shelley Hunter, experta en tarjetas de regalo para consumidores en GiftCards.com a The Street.

Una investigación de Blackhawk Network descubrió que los compradores se aferran a las tarjetas de regalo si no han encontrado el artículo correcto para justificar el gasto, si están ahorrando para una compra más grande o están distribuyendo sus gastos en un esfuerzo por presupuestar mejor.

Un factor que pasa desapercibido es que la mayoría de las tarjetas de regalo no se usan para realizar un obsequio.

“Según Blackhawk, el 58 % de los consumidores compran tarjetas de regalo para uso propio”, señaló Hunter. Las personas compran tarjetas de regalo intencionalmente porque las consideran una forma más rápida, fácil y segura de pagar cosas, para aprovechar promociones basadas en recompensas u ofertas de puntos, o para usarlas como efectivo para compras digitales”, explicó Hunter.

La experta considera que el hecho de que las personas tengan tarjetas de regalo sin usar no significa que no hayan planificado cuidadosamente cómo las usarán en el futuro.

Fuentes: Ksat, Cnbc, The Street.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

5 aplicaciones para controlar mejor tu dinero