¿Quién ha impedido que Antidisturbios aborde las cargas del 1-O?

·3 min de lectura
Estudiantes con máscaras de Piolín, un personaje de los dibujos animados Looney Toons, participan en una manifestación pro-referéndum en Barcelona, el 28 de septiembre de 2017
Estudiantes con máscaras de Piolín, un personaje de los dibujos animados Looney Toons, participan en una manifestación pro-referéndum en Barcelona, el 28 de septiembre de 2017

La ficción se ha entremezclado con la realidad política española. O, mejor dicho, se ha decidido que no se entremezcle. Sin entrar en ‘spoilers’ innecesarios, cabe recordar que la serie de Movistar + 'Antidisturbios' finalizó su primera entrega con un plano en el que se veía a varios miembros de la Unidad de Intervención Policial volviendo al servicio tras finalizar todas las causas judiciales abiertas por su actuación en un desalojo. El guiño del director, Rodrigo Sorogoyen, consistió en colocar a los protagonistas caminando por el puerto de Barcelona para dirigirse al conocido como crucero de Piolín. El mismo buque en el que se instalaron los miembros de la Policía Nacional desplazados a Cataluña durante la escalada de tensión vivida en otoño de 2017 por el referéndum de autodeterminación constitucionalmente ilegal convocado por el Govern.

La estampa hacía pensar que sería ese el comienzo de una segunda temporada que, si bien nunca fue confirmada de manera oficial, parece que será rodada. Al menos no en un futuro próximo. Antidisturbios se vio envuelta en una importante polémica tras su estreno. Y, paradójicamente, por motivos enfrentados.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

De un lado, hubo quien acusó a Sorogoyen de blanquear al citado Cuerpo de Policía al minimizar supuestas simpatías por la ultraderecha. Y por otro, de todo lo contrario. De ofrecer una imagen violenta de ellos. Hasta el punto de que el SUP (Sindicato Unificado de Policía) la calificó de una serie "muy alejada de la realidad" ya que sus miembros "no son violentos" y "no son agresivos". Una crítica menos furibunda pero que deja bien claro su punto de vista.

Al margen de quién tenía más razones para pronunciarse o de si, precisamente, la existencia de críticas enfrentadas evidencia el acierto de la obra, ‘Antidisturbios’ generó en el momento de su estreno una importante polémica. Algo que, de estrenarse una segunda temporada enfocada en el movimiento independentista catalán de otoño de 2017, entroncaría con la polémica ya existente en la actualidad por los indultos recientemente concedidos a los políticos presos del 'procés'. Haciendo aún más ruido en un momento en el que el Gobierno central busca calmar los ánimos y pilotar un deshielo entre las relaciones entre Barcelona y Madrid.

Pero, de momento, nadie va a echar más gasolina a la llama. Al menos eso se desprende de una publicación de El Confidencial Digital que no solo asegura que no habrá una segunda temporada de la serie, sino que incluso pone nombre a quien así lo ha decidido: el Gobierno.

"La orden vino de arriba", señala la noticia que deja caer la posible intervención del Ejecutivo a través del Ministerio del Interior para, al menos, no avivar una bronca política que de momento es menor de que la oposición quisiera y que les va a permitir irse de vacaciones con cierto margen de tranquilidad antes de acelerar la Mesa de Diálogo entre Moncloa y la Generalitat.

En vídeo | Los presos de 1-O salen de prisión con la idea de "culminar" la independencia

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente