El amor que alejó a Valentino Lanús de la actuación y le cambió la vida para siempre

·4 min de lectura

Después de su lanzamiento en 'Primer amor a 1000 x hora' a finales del año 2000, Valentino Lanús se convirtió en el chico más popular de la pantalla, incluso opacando a Kuno Becker, quien junto con Anahí ostensiblemente era el protagonista de la telenovela. Pero el carisma de Valentino (y también el de Sebastián Rulli, que igualmente hizo su debut en esa telenovela) acabó por conquistar a los televidentes y esto lo llevó a ser, por más de una década, uno de los galanes más en demanda por los productores.

NEW YORK, NY - MAY 12:  Valentino Lanús attends the People En Espanol's
Valentino Lanús. (Dimitrios Kambouris/Getty Images)

Nacido en Ciudad de México el 3 de mayo de 1975, Valentino (nombre artístico de Luis Alberto López) tiene tres hermanas y comenzó su carrera como modelo, antes de integrarse al plantel de alumnos del CEA; fue ahí donde Carla Estrada lo descubrió, dándole un papel pequeño en un capítulo de 'María Isabel', y posteriormente, Pedro Damián lo llevó a las filas de su telenovela y gracias a su soltura, carisma y simpatía, se ganó al público teniendo su 'breakout' en el programa, en el que hacía pareja con Anna Layevska.

En esa época, Valentino adquirió mucha popularidad y apareció en numerosas producciones como 'Las tontas no van al cielo', 'Amor Bravío', 'Alborada' e 'Inocente de ti', además de aparecer constantemente en diversas publicaciones gracias a sus relaciones de alto perfil con actrices como Maki Moguilevsky (varios años antes que ella fuera la novia y luego esposa de Juan Soler), Jacqueline Bracamontes -con quien duró varios años y hasta se dijo que estuvieron a punto de casarse, antes de su separación en 2005—, Ariadne Díaz (con quien protagonizó 'Llena de amor'), e incluso, antes que fuera famosa (o infame, según se vea), con la estadounidense Amber Heard, la hoy polémica exmujer de Johnny Depp.

Sin embargo su vida tendría un giro drástico e inesperado, y en el año 2017 después de actuar en la nueva versión de 'Nada personal', con Margarita Muñoz y Matías Novoa en TV Azteca, Lanús decidió dejar el mundo de la actuación y dedicarse a pleno a dos cosas: uno de sus mayores anhelos y comenzar una vida totalmente diferente en un papel inesperado.

Lo primero es que se ha dedicado a vivir una vida mucho más espiritual centrado en la naturaleza, donde ha desarrollado un profundo amor por el yoga, por los animales y hace poco brindó una entrevista a la revista Caras de México donde contó el giro trascendental que le dio a su manera de vivir y todo el proceso que está llevando a cabo para convertirse en guía espiritual. "[Estoy en] una etapa intensa y fantástica: la paternidad. La formación consciente de una familia es una gran aventura y ha requerido mi total atención.

Y agregó:"Cada día es una nueva experiencia y una oportunidad de descubrir, reinventar y disfrutar. Esta es la prioridad más importante en mi vida, sin dejar de lado la dedicación a mis prácticas evolutivas de yoga, y ahora artes marciales como parte de mi desarrollo físico y el aprendizaje de nuevas técnicas para compartir con otras personas."

La otra gran razón para alejarse de las cámaras es que se convirtió en papá primerizo y no quiso perderse la experiencia de ver crecer a su bebé, una hermosa niña llamada María Magdalena.

En noviembre de 2015, Valentino informó que estaba a punto de ser papá, mientras preparaba su aparición en 'Nada personal', siendo este remake de la telenovela que protagonizaron Ana Colchero y José Ángel llamas, el último proyecto de televisión en el que trabajó hasta la fecha (y no parece tener interés en retomarlo, tampoco).

Su primogénita nació el 22 de febrero de 2016, y fue una gran alegría para el actor, que había declarado tres meses antes, que ya sabía que pronto tendría una niña porque la había soñado y desde que María, su actual pareja (de la que muy poco se sabe ya que es sumamente reservada), y él supieron que se convertirían en papás se prepararon para el momento más especial de sus vidas.

Así, desde entonces y hasta ahora, Valentino se ha mantenido ocupado con su propio branding espiritual que comparte a través de las redes sociales que encabeza, y pasa todo el tiempo posible con su pequeña, que es, definitivamente, la persona más importante que hay en su mundo. ¿Y sobre regresar a ser galán de telenovelas? Tal parece que ese barco ya zarpó y a Valentino no le preocupa que no vuelva, ya que ha encontrado otra manera de expresarse y compartir su vida con los demás.

TE PUEDE INTERESAR

EN VIDEO: El "capitán Kirk" viaja por fin al espacio (de verdad) de la mano de Bezos

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente