¿De dónde viene la obsesión de Vox con el magnate George Soros?

TresB
·5 min de lectura

El magnate George Soros se ha convertido en el protagonista involuntario de la moción de censura presentada por Vox contra el Gobierno de Pedro Sánchez. Hace unos días, el partido de ultraderecha ya publicó un tuit el pasado 28 de septiembre que decía: “El futuro no pertenece a los globalistas; pertenece a los patriotas”. El mensaje iba acompañado del hashtag #MociónContraLaMafia y una imagen del magnate húngaro-estadounidense con un cartel que rezaba: “Moción contra la mafia globalista”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Durante su intervención, Santiago Abascal ha vuelto a sacar el nombre del magnate. “Vox quiere que el estado-nación, que España, vuelva a ser la garante de la libertad y la prosperidad de los ciudadanos. Una libertad y unos intereses que muchas veces sucumben bajo las presiones de potencias de grupos hegemónicos o grandes lobistas del globalismo, como ese protector suyo: el especulador financiero y conspirador antinacional que es George Soros, el primer invitado al que recibió en La Moncloa. No le dio tiempo ni a quitar el colchón [de Rajoy]”, ha dicho el candidato de la moción de censura.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Abascal ha definido a Soros como “ese señor que es enemigo declarado de las fronteras europeas, del presidente de Estados Unidos y del estado de Israel” y ha dicho de él que “es un especulador que ha hecho su fortuna con el sufrimiento de millones de personas en todo el mundo” y que “nunca es atacado por la izquierda política ni mediática”. Además, ha acusado a Sánchez de ordenar que el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) lo proteja. “¿Cuánto le debe al señor Soros? ¿Cuánto de lo que pasa en España tiene que ver con lo que ha hablado con Soros?”, le ha preguntado.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Miembros de Vox y líderes y partidos políticos de ultraderecha de todo el mundo, como Donald Trump o Viktor Orbán, señalan a George Soros como la mano negra que está detrás de todos los males que ocurren en el planeta. En el caso concreto de España, le acusan de esconderse tras Podemos, de financiar a eldiario.es, de haber apoyado al independentismo catalán o de ayudar económicamente a varias ONG para traer inmigrantes. Sin embargo, aunque estemos acostumbrados a escuchar su nombre, poco se sabe acerca del hombre que supuestamente mueve los hilos del mundo.

El magnate húngaro-estadounidense George Soros en una imagen de enero de 2020. (Foto: Fabrice Coffrini / AFP / Getty Images).
El magnate húngaro-estadounidense George Soros en una imagen de enero de 2020. (Foto: Fabrice Coffrini / AFP / Getty Images).

Soros es una de las personas más ricas del mundo y, según ‘Forbes’, su fortuna asciende a los 8.600 millones de euros. Nació como György Schwartz en Budapest (Hungría) el 12 de agosto de 1930 y allí vivió durante la ocupación nazi en 1944 y 1945 logrando sobrevivir gracias a la utilización de documentación falsa. En 1947, durante la ocupación soviética, huyó con su familia del país y se instaló en Londres, donde se graduó por la London School of Economics.

En 1956 emigró a Estados Unidos y comenzó en el mundo de las finanzas, aunque el gran golpe lo dio el 16 de septiembre de 1992 (que pasó a la historia como el miércoles negro), cuando en un solo día ganó 1.000 millones de dólares con un ataque a la libra esterlina. Desde entonces es conocido también como el hombre que hizo quebrar al Banco de Inglaterra y el mayor gurú de la especulación financiera.

George Soros en París en 1993. (Foto: Daniel Simon / Gamma-Rapho / Getty Images).
George Soros en París en 1993. (Foto: Daniel Simon / Gamma-Rapho / Getty Images).

Un año después de dar ese gran golpe, fundó la red Open Society Fundations, la segunda mayor organización filantrópica del mundo tras la de Bill y Melinda Gates. Desde ella ha promovido el cambio político, por lo que ha sido acusado de interferir en asuntos internos de algunos países.

De ideas progresistas y pro libre mercado, Soros ha destinado dinero en favor de los derechos del colectivo LGTBI, de las minorías raciales y religiosas, de las trabajadoras sexuales, para apoyar la legalización de drogas o del aborto o para ayudar al desarrollo del antiguo bloque soviético. También realizó importantes donaciones a la candidatura demócrata de John Kerry para que derrotase a George W. Bush y posteriormente a la de Barack Obama, que llegó a la presidencia en 2008.

George Soros declarando en el Senado de Estados Unidos en 2008. (Foto: Mark Wilson / Getty Images).
George Soros declarando en el Senado de Estados Unidos en 2008. (Foto: Mark Wilson / Getty Images).

Todos estos movimientos le hicieron ganarse el odio de la extrema derecha estadounidense primero y de la del resto del mundo después. A nivel internacional le acusan de tener un plan para islamizar Europa, querer eliminar las fronteras en el Viejo Continente o controlar a líderes políticos e instituciones.

Vox y la ultraderecha de otros países utilizan a Soros como el ejemplo perfecto para mostrar que, según ellos, hay unas élites globalistas que no están vinculadas a ninguna nación y que atacan a las que quieren ser soberanas. Se trata de un personaje controvertido, pero con sus teorías conspirativas han conseguido convertirle en un hombre capaz de cambiar el orden mundial únicamente a base de talonario.

EN VÍDEO I Vecinos del barrio de Salamanca rechazan las “cacerolas de odio” y las piden “llenas de garbanzos” para los más necesitados

Más historias que te pueden interesar: