¿Quién es François Hollande?

Francia apuesta por un hombre de izquierdas atípico para gobernar el país

El socialismo vuelve a encandilar a los franceses. Su líder, François Hollande, hijo de un médico y de una trabajadora social, venció ayer a Nicolas Sarkozy en la primera vuelta de las elecciones presidenciales del país galo con un discurso tradicional de izquierdas, aunque renovado. El socialista ya estuvo presente en la campaña de su predecesora y expareja, Ségolène Royal, en 2007 pero el mensaje era diferente. La coyuntura económica también. El gasto público ahora debe ser más moderado.

Pero no solo el mensaje es lo más renovado de Hollande.También ha modificado su figura. En estos años se ha sometido a una estricta dieta de adelgazamiento para perder más de una decena de kilos. Y puestos a sacar pecho, también ha decidido cambiar sus añejas gafas por unas nuevas con montura de líneas afiladas. Algo más moderno.

Al aspecto físico se ha unido un trabajo de cercanía en su carácter. Desde la derrota de su ex pareja, Hollande ha cultivado un cierto sentido del humor en las distancias cortas con los votantes. Y eso el electorado lo ha notado y se lo ha agradecido.


François Hollande el pasado 22 de abril 2011, y en septiembre de 2007.

En lo estrictamente político, a diferencia de Mitterrand -histórico presidente socialista de Francia-, Hollande, de 57 años, ha asegurado que no tiene intenciones dar rienda suelta al gasto público que alguna vez fue sinónimo de los gobiernos de izquierda. Su plan pasa por equilibrar las finanzas estatales, elevando impuestos para financiar sus prioridades en gastos. Sus mensajes tienen un doble rasero porque tienen que calar en Francia, y en Europa.

"Mi tarea final, y sé que estoy siendo vigilado desde más allá de nuestras fronteras, es colocar a Europa de vuelta en el camino del crecimiento y del empleo".

[Relacionado: Especial Elecciones en Francia]

Hollande es un político de centroizquierda moderado cuyo plan compromete a Francia a eliminar su déficit público para el 2017 mientras aumenta los impuestos, principalmente para los ricos, para financiar los programas prioritarios de gastos en áreas como la educación.

Además de sus propuestas económicas, el programa de Hollande incluye la aprobación del matrimonio entre homosexuales, la legalización de la adopción para las parejas del mismo sexo y la eutanasia bajo estrictas condiciones.

Su perfil liberal incluye su decisión de o casarse con su compañera Valérie Trierweiler. Una periodista que dice que quiere quedarse en su trabajo, incluso si Hollande gana, para ayudar a mantener a los tres niños que ella tuvo antes de vivir con el candidato. A esos tres hay que sumar los cuatro que aporta él la anterior líder socialista, Ségolène Royal.

'Amable', 'divertido', 'normal' y 'entusiasta' son algunos de los adjetivos que se repiten cuando le definen quienes le conocen. Calificativos que no ha abandonado durante este asalto al Elíseo al contrario de lo que pasó con su pequeña motocicleta con la que solía ir a trabajar hasta que la exigente campaña y las medidas de seguridad se lo impidieron.

Los críticos dicen que no tiene experiencia, que es suave e indeciso, mientras que sus partidarios dicen que su fuerza se basa en su capacidad de generar consenso.

Más sobre las elecciones en Francia

PUBLICIDAD