Aún queda mucho por hacer para lograr una democracia en Nicaragua, dice EEUU

Fotografía de archivo del embajador de Estados Unidos en Managua, Kevin K. Sullivan (i). EFE/Archivo

Managua, 11 jun (EFE).- El embajador de Estados Unidos en Managua, Kevin K. Sullivan, saludó este martes la liberación de 56 "presos políticos" en Nicaragua, aunque advirtió que "aún queda mucho por hacer para lograr" una democracia genuina en este país centroamericano.

"Me uno al júbilo de los nicaragüenses hoy ante la liberación de un grupo de prisioneros políticos, quienes han sacrificado tanto en la lucha por una democracia genuina", señaló el diplomático estadounidense a través de Twitter.

"Aún queda mucho por hacer para lograr ese objetivo", agregó.

Por su lado, el Mecanismo de Seguimiento de Nicaragua (Meseni), de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), indicó en un tuit su "profunda satisfacción" por la liberación de los manifestantes opositores que estaban detenidos en el marco de la crisis que estalló hace más de un año.

"La Comisión reconoce un avance concreto por parte del Estado (de Nicaragua) en el restablecimiento de derechos y garantías en el país", destacó.

Asimismo, el Meseni informó que sigue monitoreando la situación en el país y "acompaña a las víctimas y a sus familiares hasta que se haga efectiva la liberación completa de los y las manifestantes presas y la vigencia plena de los derechos humanos en #Nicaragua".

El Gobierno de Daniel Ortega liberó este martes a medio centenar de "presos políticos", entre ellos los principales dirigentes de las protestas ciudadanas que estallaron hace más de un año, bajo una ley de Amnistía, que según la oposición dejará impune la represión gubernamental.

Entre los liberados se encuentran los periodistas Miguel Mora, director y propietario del canal de televisión 100 % Noticias -un medio crítico del Gobierno sandinista-, y su jefa de prensa, Lucía Pineda.

También los dirigentes campesinos Medardo Mairena y Pedro Mena, a quienes un juez afín al presidente Ortega había condenado a 216 y 210 años de prisión, respectivamente.

Además, los líderes estudiantiles Edwin Carcache, Amaya Eva Coppens, Nahiroby Olivas, Byron Corea y Kevin Espinoza; la líder de los comerciantes Irlanda Jérez y los dirigentes opositores Yubrank Suazo y Cristhian Fajardo.

Asimismo, el coronel retirado Carlos Brenes, fundador del Ejército Popular Sandinista (EPS) y antiguo compañero de guerrilla del presidente Ortega; el mayor retirado Tomás Maldonado y el catedrático Ricardo Baltodano, hermano de la antigua comandante guerrillera sandinista y ahora opositora Mónica Baltodano.

Otros liberados son los jóvenes afrodescendientes Glen Slate y Brandon Lovo, inculpados por la muerte de un periodista.

El Ministerio de Gobernación explicó en una declaración que el Ejecutivo ordenó la liberación de 56 personas que guardaban prisión "por delitos contra la seguridad común y tranquilidad pública", en cumplimiento a una polémica Ley de Amnistía.

Desde abril de 2018 Nicaragua vive una crisis sociopolítica que ha dejado al menos 325 muertos, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), aunque organismos locales elevan la cifra a 594 y el Gobierno reconoce solo 199. EFE

lfp/rb/eat