3 señales para identificar a los charlatanes 'fininfluencers' que dan consejos en las redes sociales

·6 min de lectura
Los fininfluencers son muy populares. El hashtag #FinTok en TikTok tenía más de 500 millones de visitas , #cryptocurrency tuvo más de dos mil millones de visitas e #inversión más de 3,7 mil millones en septiembre de 2021, según datos del BBVA. (Getty Images)
Los fininfluencers son muy populares. El hashtag #FinTok en TikTok tenía más de 500 millones de visitas , #cryptocurrency tuvo más de dos mil millones de visitas e #inversión más de 3,7 mil millones en septiembre de 2021, según datos del BBVA. (Getty Images)

Para los menores de 35 años, todas las respuestas se consiguen en internet. Y los fininfluencers se han convertido en los gurús de la información financiera.

Los fininfluencers son personas que ofrecen información y asesoramiento sobre cualquier tópico relacionado con el dinero, en videos transmitidos en sus redes sociales.

Y eso no es poca cosa. Los influencers son la principal fuente de información de los consumidores de la Generación Z y los Millenials porque los jóvenes prefieren escuchar consejos de una persona que consideran como un igual que escuchar explicaciones más complicadas y distantes de los expertos.

Según cifras publicadas por Statista, el tamaño del mercado global de influencers se ha multiplicado por ocho en solo cinco años, aumentando de 1.700 millones dólares en 2016 a casi 14.000 millones en 2021. Más revelador es que el tamaño del mercado se ha duplicado, desde los 6.500 millones de dólares en 2019.

Se trata de una legión de tiktokers, youtubers o instagramers que lanzan contenidos sobre todo lo que te puedas imaginar: moda, dispositivos digitales, salud, belleza. Pero hoy queremos concentrarnos en los que se dedican a hacer dinero con tu dinero.

Los seguidores de los fininfluencers argumentan que ayudan a los inversores primerizos y a los jóvenes interesados en los mercados de valores, bienes raíces, consumo o macroeconomía a adquirir los conocimientos que necesitan para comenzar a mover su dinero, sin tener que pagar los elevados montos que cuesta un asesor financiero o una firma de inversión.

Sus detractores los acusan de charlatanes que recomiendan productos específicos pensando en su beneficio y olvidando al consumidor. Los economistas más expertos aseguran que hay no hay que confiar a la primera en cualquier video de Instagram o TikTok que hable sobre criptomonedas y otras tendencias de los mercados financieros.

Los señalamientos sobre los manejos oscuros de la información y las estrategias para enriquecerse de la noche a la mañana han movilizado a organismos reguladores, como la Autoridad de Conducta Financiera (FCA, según sus siglas en inglés) en el Reino Unido, que ha advertido a las grandes plataformas de videos y redes sociales que vigilen de cerca el incremento de los consejos financieros que incitan al riesgo y la especulación transmitidos desde los perfiles de los fininfluencers.

Australia ya tomó una posición al respecto y dictaminó que ofrecer servicios financieros en línea sin una licencia de Servicios Financieros de Australia es ilegal e infringe la Ley de Sociedades de 2001.

La Comisión Australiana de Valores e Inversiones (ASIC) ha advertido a los fininfluencers sobre las consecuencias de compartir información financiera en línea sin licencia.

Las sanciones australianas incluyen hasta cinco años de prisión para los individuos infractores y sanciones financieras de millones de dólares para las corporaciones.

Breve historia del engaño

La publicación de la organización bancaria Penta recopiló una serie de señales de alerta sobre estos consejos financieros no solicitados enmascarados como guías de superación personal.

Compara algunas fórmulas mágicas divulgadas por estas celebridades digitales con los vendedores de “aceite de serpiente” que proliferaron en Estados Unidos en el siglo XIX. Aunque el aceite genuino de serpiente importado de China ofrecía beneficios para la salud, la soluciones acuosas que llegaban a los consumidores de manos de los vendedores fraudulentos estaban hechas de líquidos inocuos y sustancias peligrosas.

Los cuenteros, vigaristas y paqueteros también fueron un fenómeno común en las ciudades latinoamericanas. Una investigación trasnacional de la estafa estudia varias modalidades, como la historia del legado del tío, en la que “el estafador engañaba a su víctima convenciéndola de que había recibido una abultada herencia de un tío lejano y que necesitaba dinero para hacerla llegar al país. Prometía recompensar el favor con generosas ganancias que nunca se concretaban porque el embustero desaparecía, llevándose la contribución de su presa”.

Internet está plagada de vendedores de aceite de serpiente, del cuento del tío y de paquetes chilenos que venden consejos financieros a través de sus plataformas de TikTok, Instagram y YouTube.

Las claves para no caer en la trampa

1. Confía en tu instinto: Es natural que busques asesoría a la hora de invertir y no tiene nada de malo que escuches algunas recomendaciones en tus redes sociales. Presta atención y detente a pensar en todas las implicaciones y riesgos de los consejos transmitidos por los fininfluencers. Aléjate del asesoramiento gratuito y busca un profesional capacitado si la recomendación te parece arriesgada o no sientes confianza sobre la veracidad del discurso. Muchos fininfluencers se lavarán las manos si tienes pérdidas importantes porque insisten en que sus recomendaciones no son asesoramientos financieros específicos sino comentarios generales sobre un tópico.

2. Verifica antecedentes: Investiga a los fininfluencers que sigues. Averigua cuál es su formación académica, si son personas con una situación financiera sólida o si se mantienen exclusivamente de sus ingresos de las redes sociales. Han sido entrevistados o reseñados como especialistas en medios respetados.

3. Diferencia los consejos buenos de los malos: Cuando un influencer comparte sus historias y sus experiencias sin aconsejar, probablemente haya mucho que aprender. Los asuntos de dinero son importantes y afectan todos los ámbitos de nuestra vida. Así que no es negativo escuchar a una persona que quizás atravesó en el pasado una circunstancia igual a la tuya. “Pero si te encuentras un influencer de criptomonedas que te dice que compres bitcoins antes de que el mercado se desplome porque a él le funcionó es mejor que des un paso atrás. ¿De dónde viene este consejo? ¿Cuántas personas ya están haciendo lo que él sugiere y cómo influirá eso en el mercado? Sobre todo: ¿por qué esta persona quiere que sigas sus consejos, si no te conoce y no está personalmente involucrado en tu situación?”.

La idea no es condenar a todos los fininfluencers que están haciendo bien su trabajo. Pero debes estar atento en no caer en manos de personas que desean aprovecharse de tu ignorancia en temas monetarios. Y el primer paso es mejorar tu educación financiera con expertos en la materia, aunque no tengan millones de espectadores en internet.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Qué son los algoritmos y para qué los usas a diario

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente