¿Qué pasa si Puigdemont declara la independencia de manera unilateral?

El inspector general del Ejército, el general Fernando Aznar (i), saluda al presidente de la Generalitat Carles Puigdemont (d). EFE

Es una de las incógnitas que revoloteaba sobre el laberinto catalán desde hace días, y ayer mismo lo confirmó Carles Puigdemont en la exitosa, y brillante, entrevista realizada por Jordi Évole en La Sexta. Pese a iniciar su intervención destacando que su “opción personal no es la declaración unilateral de independencia, sino hacer el referéndum”, avanzado el programa el ‘president’ de la Generalitat señaló que “si no hay referéndum, alguien propondrá una declaración unilateral de independencia”.

“¿De quién hablamos?”, insistió Évole. Pero Puigdemont prefirió no poner el foco sobre nadie. “Seguramente alguien la va a proponer y va a tener que ser debatida”. Ese acto no tiene en sí mismo efectos jurídicos, pero para evitar cualquier posible respaldo internacional el Gobierno ha intensificado sus contactos con todos los embajadores en España para neutralizar cualquier reconocimiento fuera de nuestras fronteras.

En ese momento, más un miembro del Gobierno dio un respingo en su sofá y subió el volumen. Pero Puigdemont no dio más datos. Ni siquiera fijó una fecha. “Podría ser el miércoles 4 o el día 8”, ha afirmado.

En Moncloa, no obstante ni descartan, siquiera, que se adelanta al día 2. Y ya tiene preparado el plan:
El primer punto sería el de extender la aplicación del artículo 155 de la Constitución cesando en sus cargos a todo el Gobierno de la Generalitat. Y, acto seguido, echar el cierre al Parlament suspendiendo la Cámara de representación catalana.

Con esta medida Rajoy intentará eliminar ese argumento que tanto ha utilizado el independentismo en las últimas fechas: La dualidad de legalidades. El último en hacerlo fue el propio Puigdemont ayer mismo al señalar que él “está obedeciendo la ley catalana, y no desobedeciendo la ley española”. Con esta situación no habría margen, eso argumentan los servicios jurídicos de Moncloa, para la puesta en marcha de la Ley de Transitoriedad Jurídica.

¿Y si el ‘president’ de la Generalitat y sus ‘consellers’ no acatan la ley y se declaran en rebeldía? El propio Puigdemont contestó ayer cuando fue preguntado por si le preocupa ser detenido: “El Fiscal General del Estado aventuró esta posibilidad, y no me gustaría”. “Si tiene que pasar, vamos a hacer frente a esta situación. No creo que fuera una buena idea“, ha aseverado.

Este escenario incluso se ha extendido entre la militancia independentista. Ahí entrarían en juego los cordones humanos y las sentadas ante el Parlament al estilo 15M y muy similares a las vividas la pasada semana. Es por este motivo, y no por el decomiso de las urnas, por el que se está desplazando a tantas Fuerzas de Seguridad del Estado a Cataluña. Para que la declaración unilateral de independencia sea neutralizada de inmediato.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines