Que no te engañen durante el Black Friday: 7 claves para comprar online

Black Friday.
Black Friday.

Comienza la cuenta atrás para el Black Friday, que se celebra oficialmente mañana, 29 de noviembre. Sin embargo, las ofertas llevan días inundando Internet y cada vez son más las compañías que adelantan su campaña. Comercios online como Amazon, MediaMarkt o PcComponentes hace días que colgaron el cartel de Black Friday en sus webs. Inditex, por su parte, adelantará cuatro horas sus ofertas en las aplicaciones de sus marcas y lanzará sus descuentos a las diez de la noche de hoy en su web. Hasta los bancos se han adelantado y llevan días promocionando sus ofertas para el Black Friday, como préstamos con descuentos de hasta el 50% o cenas gratis en restaurantes con estrella Michelín.

Este año, el gasto medio previsto por los españoles durante el viernes negro será de 262 euros, según El Observatorio Cetelem, y la mitad de los consumidores comprará únicamente por Internet. Promociones no les faltarán, ya que el 93% de los comercios online españoles lanzará ofertas durante este día, de acuerdo con un estudio de la Asociación Española de la Economía Digital.

Sin embargo, aunque Internet se ha consolidado como un canal clave en el sector retail, los consumidores no están totalmente libres de peligro. Para comprar por la Red durante el Black Friday, vale la pena aplicar algunos trucos para no acabar siendo víctimas de una estafa.

1- Compra solo en webs seguras

Si no queremos correr riesgos, debemos comprar en páginas web seguras, es decir, en aquellas en las que la información viaje encriptada y no pueda ser interpretada por un tercero. No olvidemos que cuando compramos por la Red compartimos información muy sensible, como los datos de nuestra tarjeta.

Debemos comprar en páginas web cuya URL comience por https:// y que en la barra de direcciones tengan un pequeño candado. No hace falta que todas las páginas de una web incluyan la expresión https junto a la dirección, pero si debemos asegurarnos de que está presente en aquellas en las que vayamos a introducir nuestros datos. Asimismo, podemos comprobar que el certificado de seguridad de la web está emitido para el sitio que estamos visitando y que no ha caducado.

2- Utiliza una red segura

No solo debemos exigirle al comercio online que sea seguro, sino que nosotros mismos también podemos tomar ciertas medidas para protegernos. Por ejemplo, deberíamos usar dispositivos actualizados y protegerlos con un antivirus. Además, la Oficina de Seguridad del Internauta (OSI) señala que “bajo ningún concepto se recomienda efectuar una compra desde una red wifi pública, ya que cualquier usuario conectado a ella podría espiar la comunicación con alguna herramienta y obtener nuestros datos personales y bancarios intercambiados con la tienda online si esta no utiliza un protocolo seguro para el intercambio de la información (https)”.

3- Protege tu tarjeta de los ‘hackers’

Para añadir un extra de protección a nuestras compras online, podemos pagar con una tarjeta prepago en lugar de con nuestra tarjeta de débito o de crédito habitual. Este tipo de plásticos no están vinculados a una cuenta corriente, sino que funcionan como un monedero virtual: el titular puede cargar el dinero que vaya a gastar y descargarlo luego si sobra algo. Así, en caso de que alguien duplique los datos de la tarjeta, solo podría gastar el dinero que haya en ella y no podría acceder a los fondos de la cuenta corriente.

4- Huye de los descuentos imposibles

El Black Friday es sinónimo de ofertas y, especialmente, de descuentos que en algunos productos pueden superar, incluso, el 25%. Sin embargo, debemos desconfiar de los descuentos exagerados y de aquellos comercios que venden productos a precios demasiado bajos o que comercializan todos sus artículos al mismo precio.

La mayoría de los comercios legítimos se mueven en un rango de precios similar, así que antes de comprar un producto por Internet que parece una ganga, vale la pena comprobar los descuentos que aplica el resto de las tiendas, especialmente si la tienda que oferta el producto no es conocida. Si la oferta no se alinea con el resto del mercado, probablemente estemos ante una estafa y el producto recibido no se corresponda con la descripción o bien nunca llegue.

5- Haz un seguimiento de los precios

No todas las ofertas son tan buenas como parecen. Algunas webs permiten a los usuarios comprobar cómo han evolucionado los precios de los productos durante un espacio de tiempo determinado. Gracias a estas herramientas, podemos comprobar que los costes no se han inflado durante los últimos días para luego rebajarlos durante el Black Friday.

6- Vigila con las webs falsas

No todas las webs que hay en Internet son legítimas. Algunas solo buscan capturar datos personales o bancarios de sus usuarios, con el consiguiente peligro. Para detectar este tipo de webs fraudulentas, podemos comprobar si incluyen un aviso legal y un apartado con los términos y condiciones de las compras, así como información sobre su política de devolución.

También debemos verificar que tienen un servicio de atención al cliente. Las compañías legítimas suelen usar dominios corporativos y no correos electrónicos gratuitos como Gmail u Hotmail.

Además, si una web nos genera dudas, podemos revisar las opiniones que hayan vertido otros usuarios sobre ella realizando una simple búsqueda a través de Google.

7- Verifica que la web tiene un sello de confianza

La OSI recomienda, también, “comprobar si la tienda online está adherida a algún sello ecommerce, es decir, a algún código de buenas prácticas de comercio electrónico”. Estos distintivos, que suelen aparecer en la parte inferior de algunas páginas, los otorgan empresas que auditan las prácticas de las webs y que garantizan que “cumplen unos criterios de seguridad en la compra y cumplimiento legal en materia de privacidad y protección de los consumidores”.

Artículos relacionados que te pueden interesar: