¿Qué mató a los habitantes de la Isla de Pascua?

WTB

Uno de los grandes misterios de la Historia es lo que le ocurrió a los habitantes de la Isla de Pascua. Este lugar, famoso por sus moáis, unas estatuas monolíticas únicas en el mundo, acogió hace mil años a una civilización avanzada, los Rapa Nui, que desaparecieron sin dejar rastro a mediados del siglo XIX.

¿Qué les pasó? Existen numerosas teorías sobre su desdichado destino. Algunas hablan de una guerra civil que mermó de manera brutal su población. Otros consideran que la culpa de todo la tuvo la deforestación, que hizo que la vida en la isla -uno de los lugares más aislados del mundo- fuera imposible. Y otra, que una enfermedad asoló a sus habitantes.

Moáis en Rano Raraku, Isla de Pascua (Wikimedia Commons)

La hipótesis más extendida es que los Rapa Nui cometieron lo que se conoce como ecocidio: pensaron que los recursos disponibles en la isla eran ilimitados y los consumieron sin responsabilidad hasta agotarlos, quedando así sin alimentos y haciendo que la isla fuera inhabitable.

Pero ahora un nuevo estudio pone en duda la idea de que los Rapa Nui fueran tan inconscientes como para agotar los recursos de la naturaleza. Gracias a una serie de análisis de ADN realizados a restos de los habitantes de la isla, parece que debemos de dejar de creer en la teoría del ecocidio. O al menos, no señalar a los Rapa Nui como culpables de su trágico destino.

Según la teoría clásica del ecocidio, esta civilización llegó a la Isla de Pascua en el año 1200 provenientes de otras islas del Pacífico. Cuando los europeos se encontraron por primera vez con los Rapa Nui, alrededor del siglo XVIII, la mayor parte de la isla ya se encontraba deforestada. Los árboles de Pascua eran usados por los Rapa Nui para fabricar canoas que luego eran utilizadas para pescar y conseguir así la principal fuente de alimento de los habitantes de la isla.

Pero como los árboles dejaron de crecer, los Rapa Nui se dedicaron a criar animales y a plantar hortalizas y frutas. Esta agricultura fue realizada sin control e hizo que el suelo de la isla rápidamente perdiera su capacidad de cultivo, ya que el suelo se erosionó por completo. Este hecho hizo que los Rapa Nui no pudieran alimentarse y terminaran falleciendo.

Pero esta teoría no convence a los científicos de la Universidad de Bristol, a los de la Universidad de Hawai ni a los de la Universidad de Binghamton. Investigadores de estos tres centros han elaborado una nueva versión de los hechos que llevaron a la extinción de los Rapa Nui. 

Gracias a un análisis de los restos de ADN de la población de la isla, encontrados en algunas ruinas arqueológicas, los científicos han descubierto que más de la mitad de los nutrientes que había en los cuerpos de los Rapa Nui procedían del mar. Es decir, que siguieron pescando hasta el final de sus días, contrariamente a lo que se creía en la teoría del ecocidio.

Además, también han descubierto que el suelo de algunos lugares de la isla había sido enriquecido, de la misma forma que en la actualidad se utilizan abonos, lo que supone una prueba de que los Rapa Nui no eran tan malos agricultores como se les suponía.  

Los científicos no se atreven a revelar una nueva teoría sobre la extinción de los Rapa Nui, pero sí que se muestran convencidos de que el ecocidio no fue el motivo de su extinción. Al menos, no fueron ellos los culpables de que su isla se convirtiera en inhabitable. 

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines