La estrategia de vacunación europea pincha en hueso

Laura Riestra
·Hard News Editor
·2 min de lectura
Dosis de las vacunas de Pfizer-BioNTech, Moderna y AstraZeneca (Photo: EFE)
Dosis de las vacunas de Pfizer-BioNTech, Moderna y AstraZeneca (Photo: EFE)

Primero que no llegan las vacunas. Luego que llegan pero que no hay suficientes. Más tarde se cuestiona el ritmo de vacunación y, en definitiva, lo que destaca sobre lo demás es la falta de cumplimiento del objetivo principal: lograr la inmunización de los europeos. De reojo siempre se mira lo que hace el ‘vecino’ y, en este caso, la UE sale perdiendo.

Así lo reflejan los datos: por cada 100 personas, la UE ha administrado 7,5 vacunas frente a las 31,07 de Reino Unido, según datos de Our World in Data con fecha del 28 de febrero.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Ante esta problemática hay países de la UE que han optado por desligarse del plan de los 27 y tomar su iniciativa sumándose a estrategias ajenas, un paso al lado que, por ejemplo, ha anunciado este mismo martes Austria.

¿Por qué se ha complicado la estrategia de vacunación?

Ante la crisis histórica que se estaba viviendo, la UE decidió hacer honor a su fundación y unirse para combatir el virus. De esa lucha común nació un plan, establecido en junio de 2020, con el que se dio luz verde a que el club comunitario negociara la compra de vacunas en nombre de sus estados miembros. El objetivo implícito en este acuerdo era el de ayudar a reducir los costes y evitar la competencia entre países.

Pese a unirse al plan, los estados miembros pueden llegar a acuerdos por separado con los fabricantes de vacunas con los que el club comunitario no tiene un acuerdo. Esta es, precisamente, la intención de Austria: se desliga de la UE para colaborar con Israel.

El acceso a las vacunas a través de la UE, como se ha hecho hasta ahora, es en principio correcto “pero la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) es demasiado lenta en la aprobación de las vacunas y hay cuellos de botella en el suministro por parte de las empresas farmacéuticas”, ha justificado el canciller aust...

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.