Así es el timo del dinero tintado con el que estafaron a un gallego 188.000 euros

·2 min de lectura

El calvario de un vecino de A Coruña (Galicia) cuya identidad no ha sido hecha pública se remonta al verano de 2005, cuando varios hombres le hicieron creer que le iban a entregar millones de euros a través del conocido como el timo del dinero tintado. A lo largo de los meses llegaron a estafarle, supuestamente, hasta 188.000 euros. Ahora, 16 años después, el caso ha sido llevado a juicio en la Audiencia Provincial coruñesa y el Fiscal pide a los tres acusados cinco años de cárcel e indemnizar al denunciante.

Le prometieron millones a cambio de prestarles dinero. (Foto: Getty Images)
Le prometieron millones a cambio de prestarles dinero. (Foto: Getty Images)

Me dijeron que los papeles se convertirían en billetes aplicándoles un líquido y me estafaron 188.000 euros”, titula con esta declaración La voz de Galicia su reporte sobre el caso. El timo consiste en hacer creer a la víctima que unos papeles, en este caso de color negro, son billetes tintados a los que si les aplica un líquido o un producto químico en concreto se les retira el tinte dejando al descubierto que son billetes reales. Es una forma, suelen esgrimir los embaucadores, de transportar dinero sin que te lo roben porque el resto del mundo cree que son papeles sin más. 

La historia que le contaron al denunciante es que uno de ellos era hijo del embajador de Costa de Marfil y que había recibido una importante cantidad de dinero para labores humanitarias. Pero para conseguir transportarlo de Francia a España tenían que sobornar a un policía de la aduana. Y ahí es donde entraban supuestamente en juego la víctima y su dinero, que este le fue entregando en distintos pagos con la promesa de que le sería devuelto con creces. 

El juicio se ha retrasado tanto, explica La voz de Galicia, porque hasta ahora no se ha dado con dos de los tres acusados. El otro, el tercero, asegura que no tuvo nada que ver. El señalado, al que la víctima no habría reconocido, dice que no tuvo nada que ver y su abogada construye su defensa en base a que han pasado más de 10 años del supuesto delito y este habría prescrito. 

Para seguir sacándole dinero al denunciante le fueron tendiendo distintos señuelos. Cada vez le pedían una cantidad distinta con una excusa diferente y llegaron a orquestar una demostración de cómo funcionaba el líquido en un hotel de Madrid. “Cada día era una cosa nueva”, ha declarado. Para mantener el timo vivo una de las veces le hicieron entrega del líquido y otra, de unos polvos.

El Fiscal pide que cada uno de los acusados una condena de 5 años de cárcel, una multa de 3.600 euros e pagar entre todos una indemnización a la víctima por el montante de la estafa, 188.800 euros.

EN VÍDEO | Aumenta el fraude en productos sanitarios en 2020

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente