Qué es la vía eslovena a la que aspira la Generalitat y por qué no es aplicable en Cataluña

En el proceso de búsqueda de la independencia por parte de las autoridades de la Generalitat ha habido varios modelos que se han seguido; casos exitosos de regiones que terminaron logrando el objetivo de la secesión o al menos un referéndum vinculante. Los ejemplos son variados: Quebec Escocia, Kosovo… Sin embargo, la opción que se ha impuesto en los últimos días es la de Eslovenia, es decir una independencia en diferido que busca lograr el reconocimiento con el tiempo como aliado. Sin embargo, las diferencias son notables y tomarla como referencia es arriesgado.

Manifestación a favor de la independencia de Cataluña (Reuters).

¿En qué consiste la vía eslovena?

El eurodiputado del PDeCat, Ramón Tremosa, explicó recientemente cómo es: “declarar la independencia y suspender sus efectos durante un tiempo a la espera de poder sentarse en una mesa, sin condiciones previas, con el Gobierno español para negociar un referéndum acordado.Dicho de otro modo, es una forma de ganar tiempo para que sea el Gobierno central el que finalmente se siente a negociar”.

El ejemplo de Eslovenia aún permanece en la memoria: tras unas elecciones en las que el bloque independentista se hizo con la mayoría, el 23 de diciembre de 1990 se celebró un referéndum para separarse de Yugoslavia que obtuvo un respaldo mayoritario, por lo que los eslovenos declararon su independencia  y la suspendieron a los pocos días para sentarse a negociar con Belgrado. Durante seis meses las autoridades yugoslavas se negaron al diálogo y finalmente el 25 de junio de 1991 el Gobierno esloveno declaró unilateralmente su independencia.

Hubo una guerra, que duró solo 10 días porque Serbia no tenía frontera directa con Eslovenia y porque además preparaba el conflicto con Croacia, y el 6 de julio de 1991 terminó. Pocos meses después países como Alemania o Estados Unidos reconocían al nuevo estado.

Eslovenia hoy en día (Wikipedia).

Las diferencias con Cataluña:

– Yugoslavia era una dictadura

Mientras que España es una democracia consolidada en la que se producen elecciones democráticas y forma parte de las principales organizaciones mundiales como la Unión Europea o la OTAN, Yugoslavia era una dictadura en la que gobernaba Slobodan Milosevic, que llegó a ser detenido y juzgado posteriormente por crímenes de guerra, contra la humanidad y genocidio.

– Eslovenia organizó un referéndum masivo y con garantías

Por muy importante que es el porcentaje de personas que votaron a favor de la independencia de Cataluña en el referéndum del pasado 1 de octubre, no se puede olvidar que apenas representaba a un 40% del electorado, mientras que una gran mayoría no acudió a votar. También hay que tener en cuenta que no tuvo ninguna garantía legal. Exactamente lo contrario que lo que pasó en Eslovenia. En el plebiscito de 1990 participó un 93,3% del electorado y las autoridades eslovenas garantizaron un recuento transparente del que no hubo ninguna duda.

– Un Parlamento totalmente entregado a la causa

Por mucho que los independentistas tengan la mayoría absoluta en el Parlament de Cataluña (72 diputados sobre un total de 135), lo cierto es que no es una mayoría cualificada que representa a todo el pueblo catalán. Los partidos que se oponen a la independencia suman 63 escaños y representan a millones de personas. Cuando Eslovenia proclamó su independencia, fue secundada por el 94% de los diputados.

Puigdemont firma la declaración de independencia (AP).

– Simpatías a nivel internacional

También está la cuestión del reconocimiento. Cuando Eslovenia celebró el referéndum, contaba con mucha simpatía por parte de países como Estados Unidos, Alemania o Reino Unido, por lo que una vez que se declaró la independencia, y tras el breve conflicto armado, tardaron muy poco tiempo en llegar los reconocimientos internacionales. Apenas una década después, el país entraba en la Unión Europea. En este aspecto Cataluña se encuentra bastante sola. Ningún país, a excepción de Venezuela, ha apoyado su causa y todas las recomendaciones desde Europa han ido dirigidas a que se atenga a la legalidad constitucional de España.

– El Ejército que Cataluña no tiene

Tras la declaración unilateral de independencia, dio comienzo la guerra entre Eslovenia (21.000 efectivos) y Yugoslavia (20.000 soldados). 10 días en los que murieron 74 personas de ambos bandos y que terminó con un alto el fuego que desembocó en la paz de Brioni. Milosevic estaba centrado en no perder Croacia, por lo que retiró sus soldados y acordó un plazo de tres meses antes de oficializarse la secesión. Cualquier parecido aquí con Cataluña es remoto: ni los catalanes tienen un Ejército que pueda ayudarles a lograr la secesión ni España tiene ningún otro conflicto interno que le haga desistir de impedir una República catalana.

Javier Taeño (@javiertaeno)

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines