Qué es el benceno y por qué han retirado los solares que lo contienen

·6 min de lectura
"Por precaución" se han retirado varios <strong>productos de protección solar elaborados por Johnson & Johnson</strong> en los que se ha detectado benceno. La exposición excesiva a este químico -que puede entrar al cuerpo a través de los pulmones, el tubo digestivo y la piel- puede ser perjudicial para el sistema inmunitario, aumentando las probabilidades de contraer infecciones y posiblemente disminuyendo las defensas del cuerpo contra el cáncer. (Foto: Getty)
"Por precaución" se han retirado varios productos de protección solar elaborados por Johnson & Johnson en los que se ha detectado benceno. La exposición excesiva a este químico -que puede entrar al cuerpo a través de los pulmones, el tubo digestivo y la piel- puede ser perjudicial para el sistema inmunitario, aumentando las probabilidades de contraer infecciones y posiblemente disminuyendo las defensas del cuerpo contra el cáncer. (Foto: Getty)

Johnson & Johnson ha retirado voluntariamente del mercado cinco productos de protección solar en aerosol de las marcas Neutrogena y Aveeno por la presencia de benceno, una sustancia cancerígena. 

Aunque en España no se venden, la OCU se ha echo eso de este anuncio y advierte a los consumidores que puedan haber comprado estos productos por Internet o en viajes que dejen de usar estos productos específicos y los desechen adecuadamente.

Aunque al parecer los niveles detectados no serían peligrosos para la salud, según informa el propio fabricante, estos productos incluían en su composición benceno, una sustancia carcinogénica en humanos; es decir, que podría causar cáncer. "Por precaución", la compañía ha decidido retirar los productos.

Las fuentes naturales de benceno incluyen emisiones de volcanes e incendios forestales. Además, el benceno también es una parte natural del petróleo crudo, la gasolina y el humo del cigarrillo, y se usa en las industrias químicas y farmacéuticas. 

Algunas industrias utilizan el benceno para fabricar otros productos químicos que se utilizan para fabricar plásticos, resinas, nailon y otras fibras sintéticas. El benceno también se usa para fabricar algunos tipos de cauchos, lubricantes, tintes, detergentes, medicamentos y pesticidas.

Y la industria cosmética puede utilizar el benceno bajo determinadas circunstancias. Por ejemplo, cuando el medicamento o producto que se va a producir constituye un avance terapéutico significativo. Esta concentración no debe superar los 2 ppm “a menos que se justifique lo contrario”. En la ciencia existen excepciones, y un buen ejemplo lo tuvimos al inicio de la pandemia del Covid-19, en 2020. Ante la escasez de gel de desinfectante para manos, la FDA permitió, de manera temporal, que los que próximos que produjeran tuvieran hasta 2 ppm de benceno.

Los protectores solares y los productos para después del sol, clasificados como cosméticos, quedan también sujetos a las regulaciones de la FDA, y en este caso no se conocen excepciones. De hecho, la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) y la EPA también han determinado que el benceno es cancerígeno para los seres humanos.

En pruebas recientes de unos 300 espráis y lociones, se encontraron rastros de esta sustancia encontrado en 78 productos, incluyendo algunas fórmulas vendidas por Neutrogena, Banana Boat y CVS.

Las pruebas demostraron que el nivel más alto de benceno, 6.26 partes por millón (ppm), fue detectado en un lote de Ultra Sheer Weightless Sunscreen Spray, SPF 100 de Neutrogena. Dos lotes distintos del mismo protector solar, cada uno con un SPF de 70, contenían 5.96 y 5.76 ppm del químico. El Cool Down Gel de Sun Bum contenía la próxima cantidad más alta de 5.33 ppm. 

“Sabemos que la exposición al benceno está asociada con los cánceres de la sangre tales como la leucemia”, afirma el doctor Michael Kasper, director de oncología radioterápica del Lynn Cancer Institute en Florida. “Lo que no sabemos es cómo apareció en más de un cuarto de los productos protectores solares que examinamos”.

Los investigadores creen que puede haber sido el resultado de una contaminación en el proceso de la manufactura, o debido a una descomposición natural de otros químicos contenidos en esos protectores solares, como la avobenzona, la oxibenzona y el homosalato. Y ojo porque ya se probó que estas sustancias contienen ingredientes activos que pueden ser absorbidos y tener un efecto sistémico.

Valisure, la farmacia online y el laboratorio que realizó las pruebas, ha solicitado a la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA) que retire de inmediato del mercado los protectores solares en los que se ha encontrado benceno. 

"El benceno es uno de los carcinógenos humanos más estudiados y preocupantes conocidos por la ciencia", asegura en una entrevista David Light, fundador y director ejecutivo de Valisure. “Su asociación con la formación de cánceres de sangre en humanos se ha demostrado en numerosos estudios a niveles traza de partes por millón e inferiores. La presencia de este conocido carcinógeno humano en productos ampliamente recomendados para la prevención del cáncer de piel y que son utilizados regularmente por adultos y niños es muy preocupante ”.

La compañía advierte a los clientes que no utilicen aerosoles Neutrogena Beach Defense, Neutrogena Cool Dry Sport, Neutrogena Invisible Daily, Neutrogena Ultra Sheer y Aveeno Protect + Refresh.

Estas marcas que no están a la venta en España, pero algunos consumidores podrían haber comprado algunos productos de estos lotes a través de Internet, por lo que se aconseja revisar las etiquetas y desecharlos en caso de dudas.

De acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC), el benceno es un líquido incoloro y muy inflamable que puede causar cáncer dependiendo del nivel de exposición.

Además, puede dañar el sistema inmunológico y evitar que las células funcionen de manera adecuada; sus efectos pueden variar según el lugar por el que se tenga contacto.

El peligro viene porque la absorción de algunos componentes de los protectores solares puede llegar hasta el torrente sanguíneo, independientemente de la forma de administrar el protector solar.

Es lo que podría ocurrir con el benceno, cuyo principal efecto por exposición prolongada se produce en la sangre. El benceno causa efectos nocivos en la médula ósea y puede causar una disminución de los glóbulos rojos que conduce a la anemia. También puede causar sangrado excesivo y puede afectar el sistema inmunológico, aumentando la posibilidad de infección.

Es importante tener en cuenta que el benceno puede ser dañino si se ingiere, inhala o toca. Y que además de en los productos solares señalados se puede encontrar en colas, pegamentos, adhesivos, productos de limpieza y productos para quitar pintura. 

El aire exterior también contiene niveles bajos de benceno proveniente del humo secundario del tabaco, los vapores de la gasolina, los gases de vehículos motorizados y las emisiones industriales. La inhalación de benceno puede producir somnolencia, mareo y pérdida del conocimiento, y una exposición prolongada produce efectos sobre la médula y puede causar anemia y leucemia. De ahí que sea importante protegerse de estas emisiones. ¿Cómo? Pues no fumando y evitando la exposición pasiva al humo de tabaco. Además, hay que tratar de limitar la exposición a los vapores de gasolina.

Por otro lado, la exposición al benceno puede ser perjudicial para los órganos sexuales. Algunas mujeres que inhalaron altos niveles de benceno en el trabajo durante meses sufrieron ciclos menstruales irregulares. Cuando fueron examinadas, se observó que estas mujeres sufrieron una disminución del tamaño de los ovarios. Sin embargo, los niveles de exposición no se conocieron, y los estudios de estas mujeres no demostraron que el benceno causó directamente estos efectos. No se sabe que efectos podría tener el benceno sobre el feto o sobre la fertilidad en hombres.

En cuanto a las cantidades que podemos tolerar, en los Estados Unidos, la Administración de Salud y Seguridad Ocupacional limita la exposición a benceno en el aire a 1 partes por millón (ppm) en un día, mientras que la Sociedad Estadounidense del Cáncer establece un máximo de 5 ppm durante un período de 15 minutos.

Sin embargo, según Christopher Bunick, MD, profesor asociado de dermatología en la Universidad de Yale y miembro del consejo asesor editorial de Dermatology Times: “No existe un nivel seguro de benceno que pueda existir en los productos de protección solar. Incluso el benceno a 0,1 ppm en un protector solar podría exponer a las personas a cantidades excesivamente altas de nanogramos de benceno".

No obstante, a pesar de los resultados de las investigaciones, el estudio señala entre sus conclusiones que estos hallazgos "no indican que las personas deben abstenerse del uso de protector solar", sino que deben asegurarse de que no contengan benceno y otras sustancias perjudiciales.

Más historias que pueden interesarte:

Trihalometano en el agua potable: 1.500 casos de cáncer al año

Disruptores endocrinos, los químicos que te hacen enfermar y engordar

La relación entre el cáncer y el glifosato, el herbicida más usado del planeta

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente