Putin: "El período de dominio total de Occidente en los asuntos mundiales está llegando a su fin"

Vladímir Putin predice el fin del dominio occidental. En un largo discurso ante expertos en política internacional, en el club de debate Valdái, el presidente ruso expuso su visión del mundo en el contexto de la guerra en Ucrania. La cita de este año tuvo por título: 'Un mundo posthegemónico: justicia y seguridad para todos'.

"Ahora, el período histórico de dominio total de Occidente en los asuntos mundiales está llegando a su fin, el mundo unipolar se está convirtiendo en una cosa del pasado. Estamos en un giro histórico. Por delante está probablemente la década más peligrosa, impredecible y al mismo tiempo importante desde el final de la Segunda Guerra Mundial", dijo Putin.

Putin, cuyo Ejército invadió Ucrania hace ocho meses, acusó a Occidente de jugar sucio. Acusó a los países occidentales del sabotaje de los gasoductos Nord Stream.

"Es horroroso pero estamos presenciando estos tristes acontecimientos", afirmó.

"Un juego peligroso, sangriento y sucio"

Dijo que tener el poder sobre el mundo es la apuesta en el juego de Occidente, un juego, en su opinión, "ciertamente peligroso, sangriento y sucio".

A través de Twitter, el asesor del presidente Ucrania Mykhailo Podolyak, calificaba el discurso de Putin digno de un análisis de Freud:

"Cualquier discurso de Putin puede describirse como 'para Freud'. ¿El que invadió un país extranjero, anexó su tierra y cometió genocidio acusa a otros de violar el derecho internacional/soberanía de otros países? Una verdad: 'Quien siembra el odio, desata tempestades'. La tormenta se acerca".

Lloyd dice que Rusia es "una amenaza grave"

Desde Estados Unidos, el secretario de Defensa, Lloyd Austin, describió a Rusia como "una amenaza grave":

"La NDS (Estrategia de Defensa Nacional) describe sin rodeos a Rusia como una amenaza grave. Y elegimos la palabra 'grave' con cuidado", señaló, asegurando que, a diferencia de China, el desafío que Moscú supone puede cambiar a largo plazo.

Austin reconoció su preocupación por una posible "escalada" con Rusia y dijo que la respuesta de la comunidad internacional sería "significativa" si lanza un ataque nuclear.