Putin y Biden ganan la guerra a la tecnología más renovable de España

Imagen de archivo de dos operarios instalando un sistema de placas solares en el teja de una vivienda española.
Imagen de archivo de dos operarios instalando un sistema de placas solares en el teja de una vivienda española.

Imagen de archivo de dos operarios instalando un sistema de placas solares en el teja de una vivienda española.

Las consecuencias de la invasión rusa en Ucrania y su impacto en el mercado energético internacional han quedado patentes con lo ocurrido este año en el precio de recursos como el gas natural o el petróleo. No obstante, en este contexto se han producido una serie de contradicciones. Cuando el precio del gas ha alcanzado máximos históricos en la Unión Europea, la generación de electricidad vía termosolar se ha visto reducida drásticamente este año en España.

Este es el análisis del portal especializado Energías Renovables, medio que apunta que de las centrales de ciclo combinado que en España queman gas natural para generar electricidad han salido este año 68.183 gigavatios hora frente a los 44.500 del ejercicio anterior. El citado digital también señala que el gas fue primera fuente del mix eléctrico nacional en 2022 con un crecimiento del 53%.

En la otra cara de la moneda de este análisis se halla lo sucedido con la energía termosolar en España, una de los grandes fortalezas energéticas de nuestro país, que según estos datos ha generado en 2022 menos electricidad que nunca antes. No se trata de una cuestión baladí, puesto que este tipo de energía sobresale como competidora del gas al poder generar producción bajo demanda -la termosolar es aquella que tiene capacidad de almacenamiento-.

El papel de EEUU y Rusia

En este sentido, hay dos países que han resultado los claros beneficiarios de esta tendencia. España tiene cuatro grandes proveedores de gas natural, que se corresponden con Estados Unidos, Argelia, Nigeria y Rusia. A pesar del potencial de la energía termosolar en nuestro país, el gran favorecido en la generación eléctrica ha sido el gas natural que necesariamente debe ser importado de terceros países.

Según la información de Energías Renovables, “España, en los últimos doce meses, ha importado desde Estados Unidos 125.866 gigavatios hora de gas (EEUU ya es el primer vendedor de gas a España; ya no lo es Argelia) y le hemos comprado (algunas empresas españolas) le han comprado a la Rusia de Putin más de 50.000 gigavatios hora de gas”.

RELATED