Vladimir Putin no hace grandes anuncios pero defiende la invasión de Ucrania por "necesaria y oportuna"

·4 min de lectura
Vladimir Putin, este lunes, presidiendo este lunes el desfile en la Plaza Roja de Moscú. (Photo: Sputnik Photo Agency via Reuters)
Vladimir Putin, este lunes, presidiendo este lunes el desfile en la Plaza Roja de Moscú. (Photo: Sputnik Photo Agency via Reuters)

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha dejado al mundo esperando: ni fin de la invasión de Ucrania, ni declaración total de guerra, ni movilización de efectivos, ni nueva estrategia sobre el terreno ni logros que desvelar. Su discurso del Día de la Victoria ha sido una repetición de su argumentario clásico: su “operación especial” es “necesaria y oportuna”, la ”única” medida posible, para luchar contra los nuevos nazis que, dice, Gobiernan el país vecino y Rusia se tiene que defender de las amenazas “inaceptables” para su seguridad que crean Ucrania y la OTAN. “Defender el país es algo sagrado”, zanja.

“Hemos visto cómo se despliegan infraestructuras militares, cómo cientos de expertos extranjeros trabajaron en Ucrania, cómo estaban suministrando armamento de la OTAN. El peligro iba creciendo cada día. Rusia realizó un ataque preventivo, fue una medida necesaria y la única posible en esta situación. Una decisión de un país soberano e independiente”, dijo en su discurso en la Plaza Roja por el Día de la Victoria sobre la Alemania nazi.

El deber del pueblo ruso, entiende, es que no se repita el horror de una guerra mundial. “Nuestro deber es recordar a aquellos que aplastaron el nazismo (...) y hacer todo lo posible para que no se repita el horror de una guerra global”, ha enfatizado.

Putin, afirmó además que las tropas rusas y las milicias de Donetsk y Lugansk luchan por su patria, por su futuro para que nadie olvide las lecciones de la Segunda Guerra Mundial, para que “no haya sitio para los nazis”. “Hoy las milicias del Donbás junto al Ejército ruso luchan en su propia tierra (...). Ahora me dirijo a nuestras tropas y milicias en el Donbás: están luchando por su patria, por su futuro, para que nadie olvide las lecciones de Segunda Guerra Mundial, para que no haya sitio para los nazis”, señaló.

“El peligro crecía casa día”

Putin ha resaltado que Moscú “propuso en diciembre un acuerdo de seguridad entre Rusia y Europa”. “Rusia pidió a Occidente un diálogo honesto para lograr soluciones razonables y de compromiso, teniendo en cuenta los intereses de todos. Fue en vano. No quisieron escucharnos. Tenían planes completamente diferentes. Podemos verlo”, ha argüido.

“Estaban preparando una operación de castigo en el Donbás para invadir nuestro territorio histórico, incluida Crimea. En Kiev decían que podrían obtener armas nucleares y la OTAN empezó a explorar los territorios adyacentes a nosotros”, ha afirmado Putin durante su discurso.

“Se creó de forma sistemática una amenaza absolutamente inaceptable, dirigida contra nuestras fronteras. Todo indicaba que un enfrentamiento con los neonazis, a los que Estados Unidos y sus socios azuzaron, sería inevitable”, ha explicado.

De esta forma, Putin ha recalcado que las autoridades rusas “vieron el desarrollo de infraestructura militar, el trabajo de cientos de asesores extranjeros y la entrega regular de las armas más modernas por parte de países de la OTAN”. “El peligro crecía cada día”, ha añadido.

“Rusia dio un golpe preventivo a la agresión. Fue una decisión forzada, apropiada y correcta. Fue la decisión de un Estado soberano, fuerte e independiente”, ha manifestado el presidente ruso, quien ha pedido además un minuto de silencio por los rusos muertos en la Segunda Guerra Mundial y los soldados que combaten en Ucrania.

Rusia dio un golpe preventivo a la agresión. Fue una decisión forzada, apropiada y correcta. Fue la decisión de un Estado soberano, fuerte e independiente

Por otra parte, Putin ha hecho hincapié en que Rusia “nunca dejará de lado el amor por la patria, la fe y los valores tradicionales”. “En Occidente, aparentemente, han decidido cancelar estos valores milenarios. Esta degradación moral es la base para la cínica falsificación de la historia de la Segunda Guerra Mundial, incitando a la rusofobia, aplaudiendo a traidores y burlándose de la memoria de las víctimas”, ha criticado.

El mandatario ruso ha destacado además que “las milicias del Donbás, junto a soldados del Ejército ruso, luchan por su tierra”. “Me dirijo ahora a nuestras Fuerzas Armadas y las milicias del Donbás. Lucháis por la patria, por su futuro, para que nadie olvide las lecciones de la Segunda Guerra Mundial y para que no haya lugar en el mundo para ejecutores y nazis”, ha zanjado.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

Vídeo | Se casa un mes después de perder las dos piernas por una mina del ejército ruso y comparte el vídeo en redes

undefinedundefinedundefined

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente