Hay un lugar peor que el aeropuerto de Kabul, pero nadie está hablando de ello porque no hay extranjeros

·4 min de lectura

Afganistán lleva días sumido en el caos y, al ritmo que las tropas occidentales abandonan el país centroasiático, miles de afganos buscan alguna grieta para huir del Emirato Islámico que van a implantar los talibanes, que ya han advertido que el 31 de agosto es la fecha límite, “una línea roja”, para la salida de todas las fuerzas militares estadounidenses. 

Uno de esos resquicios que alimenta la esperanza de muchos afganos es el aeropuerto de Kabul, donde se agolpan miles de personas que pasan los días y las noches a las puertas cerradas del aeródromo para que finalmente solo unos pocos logren entrar a diario tras largas horas bajo el sol, empujones, caídas y accidentes, a la espera de la oportunidad de coger un avión que les saque del país. 

Caos en la frontera entre Afganistán y Pakistán. (Photo by STRINGER/AFP via Getty Images)
Caos en la frontera entre Afganistán y Pakistán. (Photo by STRINGER/AFP via Getty Images)

Según la OTAN, al menos 20 personas han muerto en tiroteos o aplastados en estampidas mientras algunos intentan trepar a través de las alambradas de espino.

Otra fisura mucho menos conocida internacionalmente es el cruce fronterizo Spin Boldak al sureste, fronterizo con Pakistán, donde reina la confusión y el desorden y la vorágine de personas tratando de cruzar a un lado y a otro es aún mayor.

Las autoridades pakistaníes han informado de que aproximadamente 20.000 personas han utilizado el cruce fronterizo de Chaman en un día –primera localidad en el lado pakistaní–, el doble del tráfico diario regular, y entre los que se encontraban unos 13.000 afganos que cruzaron al país vecino, según reporta Al Jazeera.

Miles de personas se apiñan frente al cruce que lleva a Chaman, un pasaje recién instalado en mitad de una larga cerca de alambre coronada con púas para viajeros afganos a Pakistán, y entre los que se encuentran afganos que buscan atención médica inmediata, así como prisioneros liberados por los talibanes afganos, cuya libertad se incluyó como exigencia en los Acuerdos de Doha entre EEUU y dirigentes insurgentes.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Pero también se sucede el camino inverso: cientos de refugiados afganos que desean volver a su tierra porque consideran que los talibanes traerán estabilidad a la nación devastada por la guerra.

"Emigramos de Afganistán durante los bombardeos y las dificultades, cuando los musulmanes estaban en problemas, ahora, alabado sea Alá, la situación es normal, así que volvemos a Afganistán", le dijo el afgano Molavi Shaib a la agencia AFP mientras esperaba en la frontera.

Pakistán alberga a más de 1,4 millones de refugiados afganos registrados, según la ONU, a lo que se suman otros 2 millones no registrados, según cálculos del gobierno pakistaní, muchos de los cuales cruzaron al país hace más de 30 años, después de la invasión soviética, mientras otros han entrado posteriormente, con cifras que fluctúan en función de la intensidad del conflicto.

Sin embargo, las autoridades pakistaníes no parecen estar dispuestas a integrar a más refugiados afganos en su territorio, con la intención de admitirles exclusivamente en campos segregados cerca de la frontera, una línea parcialmente vallada de 2.700 km. 

Cruce en la frontera afgana y paquistaní con la alambrada en primer plano. (Photo by - / AFP) (Photo by -/AFP via Getty Images)
Cruce en la frontera afgana y pakistaní con la alambrada en primer plano. (Photo by - / AFP) (Photo by -/AFP via Getty Images)

Así lo confirmó en julio el ministro de Información de Pakistán, y lo han reafirmado otros miembros de su gobierno, sin embargo, los afganos en territorio pakistaní ya se quejaban anteriormente de sentirse desplazados en el país con un acceso al empleo y unos derechos restringidos.

Paradójicamente, mientras miles de afganos intentan salir del país por miedo a las represalias de los talibanes –que instauraron un régimen islámico implacable desde 1996 a 2001 donde se sucedían las ejecuciones públicas, lapidaciones y latigazos– algunos hacen el camino inverso por este paso fronterizo con Pakistán para alcanzar suelo afgano. Al igual que el aeropuerto, Spin Boldak vive una situación caótica estos días que está por ver si se soluciona en las próximas semanas.

EN VÍDEO I Desesperación total en el aeropuerto de Kabul para escapar de Afganistán ante la llegada de los talibanes

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente