Los Pumas escriben ante los All Blacks la página más gloriosa de su historia

·4 min de lectura
Los jugadores argentinos celebran su triunfo ante los All Blacks, en el Bankwest Stadium de Sídney, el 14 de noviembre de 2020
Los jugadores argentinos celebran su triunfo ante los All Blacks, en el Bankwest Stadium de Sídney, el 14 de noviembre de 2020

El rugby argentino recordará para siempre la fecha del 14 de noviembre de 2020. El Sydney Bank Stadium fue escenario de la primera victoria de la historia de Los Pumas sobre los All Blacks. Y tuvo un protagonista, Nico Sánchez, autor de todos los puntos en el triunfo por 25-15, en el Torneo de las Tres Naciones.

El apertura del Stade Français se vistió de héroe. Sus veinte puntos con el pie y su try, anotado en el primer período, fueron las pinceladas históricas para esta victoria que significará un antes y un después en el rugby argentino.

Argentina había esperado mucho tiempo este momento. Después de 29 partidos, Los Pumas nunca habían ganado a los All Blacks. Pero llegó el número 30 para romper el curso de la historia.

Otro apertura, como Nico Sánchez, había estado cerca de convertirse en héroe, el mítico Hugo Porta. El 2 de noviembre de 1985, en Buenos Aires, Los Pumas habían estado cerca de ganar a los All Blacks, pero el partido terminó en empate (21-21).

- Como Hugo Porta -

Hugo Porta, igual que Nico Sánchez, logró en aquella ocasión todos los puntos de Los Pumas, rozando la historia.

Antes de este partido del 14 de noviembre de 2020, Argentina llevaba más de un año sin jugar debido a la pandemia.

Su último partido había sido el 9 de octubre de 2019 contra Estados Unidos en Kumagaya (Japón), con victoria por 47-17, en el Mundial.

Más de un año después, Los Pumas regresaron a las canchas. Y lo hicieron a lo grande.

"Hoy fue un orgullo representar al país. Lo que sentí en los últimos minutos viendo la defensa, la preparación de todo esto, la gente que ha estado en los malos momentos, es increíble", señaló Nico Sánchez.

Mario Ledesma, el técnico argentino, estaba feliz, viviendo también su pequeña revancha después de la eliminación en primera ronda del Mundial-2019 y no habiendo jugado desde entonces debido a la pandemia.

"Los chicos (integrantes del equipo técnico) hacen sentir el amor de la camiseta. Están enamorados de lo que hacen. Lo que queríamos es que se viese reflejado en la cancha y se vio", explicó Ledesma.

El triunfo argentino estuvo basado en una gran disciplina en defensa y la gran intensidad y motivación que imprimieron a sus acciones, ante un equipo neozelandés con el orgullo herido tras ser derrotado hace una semana por Australia (24-22), pero que no supo reaccionar cuando se esperaba que se recuperase del tropiezo ante los Wallabies.

Tras su triunfo, Argentina ocupa el segundo puesto del Tri Nations, con cuatro puntos, obtenidos en esta victoria en su debut en el torneo, detrás de Nueva Zelanda, que lleva seis, debido a dos bonus, y empatado con Australia.

Antes de sus derrotas ante Australia y Argentina, Nueva Zelanda había arrasado a los Wallabies en su debut, hace quince días (43-5).

Argentina salió con ganas de hacer historia y a los cuatro minutos el pie del tucumano Nico Sánchez, con un penal, puso por delante a Los Pumas (3-0).

Pero Nueva Zelanda consiguió nivelar el marcador con un penal del apertura Richie Mo’unga en el minuto 11 (3-3).

Tomando como base esa seriedad argentina en defensa, Los Pumas fueron ganando terreno hasta que el propio Sánchez aumentó la ventaja con un try en el minuto 19.

El propio apertura del Stade Français se encargó de la conversión para poner a su equipo con un prometedor 10-3 favorable.

El pie del apertura argentino siguió teniendo trabajo y aumentó la ventaja con otro penal en el minuto 26 (13-3).

- Buena defensa -

Nueva Zelanda seguía siendo dueño del territorio y de la posesión, pero la defensa argentina continuaba inquebrantable en ese primer tiempo, con buenos apoyos entre los jugadores de Los Pumas.

Y de nuevo el pie de Sánchez, con un penal anotado en el 33, acercaba a Los Pumas a la hazaña de ganar a los All Blacks por primera vez en la historia (16-3).

Con esa ventaja, casi insalvable para los temidos All Blacks, se llegó al descanso.

En la reanudación, otro penal de Sánchez aumentó la ventaja a 19-3 en el 48, aunque Nueva Zelanda pareció despertar con un try del wing Sam Cane y la conversión de Mo’unga (54) para acercarse a 19-10.

Dos nuevos penales de Sánchez (58, 78) ponían la victoria argentina a un paso (25-10).

Al final, Nueva Zelanda pudo maquillar el resultado con un try del wing Caleb Clarke (82), que Mo’unga falló en la conversión (25-15).

Pero ya era tarde. Los Pumas y Nico Sánchez habían dado unos arañazos mortíferos a los All Blacks en ese partido para escribir la mejor página de su historia.

psr