Se juega la vida imprudentemente solo por ser popular en TikTok

Miguel Artime
·3 min de lectura
Detalle del vídeo subido a Tik Tok por Kaylin Phillips. (Crédito imagen @Kaylinmarie21 / Tik Tok).
Detalle del vídeo subido a Tik Tok por Kaylin Phillips. (Crédito imagen @Kaylinmarie21 / Tik Tok).

En el ranking de criaturas más venenosas del planeta aparecen una serpiente, una medusa y ¡oh sorpresa! un pequeño pulpo. En efecto, tras la taipán de interior (Oxyuranus microlepidotus) australiana, y la avispa de mar (Chironex fleckeri) también común en aguas australianas, el tercer puesto lo ocupa un grupo de cuatro especies de pulpos diminutos y coloridos llamados genéricamente “pulpos de anillos azules” (Hapalochlaena).

Estos pequeños cefalópodos, viven en las aguas poco profundas del Pacífico, en un área que se extiende desde Japón hasta Australia. Son mundialmente conocidos por segregar un tipo de veneno llamado tetrodotoxina (TTX) para el que no existe antídoto conocido. A pesar de tener el tamaño de una pelota de golf, cada pulpito contiene suficiente veneno como para acabar con 26 humanos.

Cualquiera que vaya a viajar al sudeste asiático o a Oceanía, debería saber que existe una verdadera plétora de especies ponzoñosas allí con las que es mejor no jugar. Entre ellas, están estos bonitos y letales moluscos. Claro que eso no impidió que una joven turista occidental llamada Kaylin Marie, se jugase la vida inadvertidamente en Bali (Indonesia) al sostener a uno de estos pulpitos entre las manos. ¡Todo vale con tal de alcanzar el limbo de la popularidad!

Pulpo de anillos azules de la especie- <i>Hapalochlaena lunulata</i>. Si ves uno de estos, ni se te ocurra manipularlo. (Imagen Creative Commons vista en Wikipedia).
Pulpo de anillos azules de la especie- Hapalochlaena lunulata. Si ves uno de estos, ni se te ocurra manipularlo. (Imagen Creative Commons vista en Wikipedia).

Según se puede ver en el vídeo, subido a Tik Tok hace hoy una semana, la joven se pasaba el pulpo de mano en mano, y estuvo “jugando” con él alrededor de 20 minutos. Eso no es todo, la propia usuaria confiesa que ese mismo día había encontrado otro pulpo, y que también lo había manipulado.

Al parecer las imágenes tienen cierto tiempo, ya que las grabó en una visita a Indonesia realizada en 2018. La afortunada joven (por aquello de seguir viva) deja patente su ignorancia al reconocer que intentó darle de comer “naranjas” al pulpo. ¡A qué animal marino no le gustan los cítricos!

En realidad, mientras jugaba con la muerte Kaylin nunca supo que se encontraba en peligro. De eso se enteró tiempo después, cuando subió a Instagram una foto con el pulpo entre las manos, gracias a los numerosos comentarios que le indicaron que las criaturas que lucen colores tan vivos suelen hacerlo a modo de advertencia sobre su toxicidad.

Se ve que la joven no era demasiado aficionada a los documentales como para saber que es mejor no tocar a los animales que lucen colores brillantes. En fin, según la propia protagonista, cuando se enteró de la insensatez que había cometido (unas tres horas más tarde) llamó a su padre gritando para comentárselo. ¡Imagino lo que su progenitor le diría por aquel entonces!

Parte del vídeo subido a Tik Tok por la usuaria @Kaylinmarie21.
Parte del vídeo subido a Tik Tok por la usuaria @Kaylinmarie21.

En fin, fuera como fuera, nuestra imprudente turista tuvo suerte de que el pulpo no la encontrara amenazadora. Normalmente comen pequeños cangrejos, pero una dosis de TTX la habría paralizado en cuestión de minutos. Finalmente la muerte le habría llegado precisamente por esa parálisis, que le habría impedido respirar. Por lo que puedo leer, mucha gente no es consciente de haber sido picada, y los síntomas pueden aparecer desde pocos minutos después de la picadura, hasta pasadas tres horas. Una vez que estos comienzan la muerte sobreviene por falta de oxígeno en unos 10 o 20 minutos.

En estos momentos el vídeo ha sido visto por más de 10 millones de personas en Tik Tok y lleva más de dos millones de “likes”, además de haber recibido más de 23.000 comentarios. Recordad, si vais a la playa en el sudeste del Pacífico y veis uno de estos bonitos pulpos, no se os ocurra hacer nada ni remotamente parecido a lo visto en el vídeo. ¡Se mira pero no se toca!

Me enteré leyendo leyendo Insider.

Otras historias que te pueden interesar: