Pulgarcita o Pinocho están vivos y campan a sus anchas en el Museo ABC

1 / 3
Imagen facilitada por la editorial Edelvives de la exposición "¡Cuidado! Están vivos y sueltos". EFE

Madrid, 28 nov (EFE).- Como si de un director de orquesta se tratase, el dibujante francés Benjamin Lacombe ha creado una suerte de sinfonía ilustrada en "¡Cuidado! Están vivos y sueltos", una exposición que reúne la visión renovada de clásicos como Pulgarcita de cinco de los ilustradores más relevantes del momento.

Marco Mazzoni, Yvan Duque, Justine Brax, Alessandra Maria, Sebastién Perez y el propio Lacombe se han reunido por primera vez en esta exposición que desde mañana y hasta el 8 de marzo de 2020 nos propone en el Museo ABC un recorrido por estas historias por las que ha apostado la editorial Edelvives, en concreto en su colección Clásicos Ilustrados.

Un paseo que pone de manifiesto esa "conexión entre el artista y el cuento" que quiere reivindicar estos trabajos, según ha dicho a Efe el ilustrador francés, autor de obras como "Carmen" o "Madame Butrerfly".

"Cada vez que intentamos reescribir o cambiar la narrativa buscamos la libertad, y eso es lo que queremos permitirnos. Desde mi punto de vista no quiero edulcorar, sino que quiero ir a la esencia del clásico", ha matizado este creador de personajes de grandes ojos de miradas a veces perturbadoras, a veces mágicas, siempre cautivadoras.

Creaciones de un estilo muy diferente a las de sus colegas, ésos que no se sienten "competidores", sino amigos que comparten la misma pasión por este arte y por este tipo de libros dirigidos no solo a los niños, sino también a esos padres encargados de "hacerles llegar" a estas historias, según ha matizado Justine Brax.

En concreto, la exposición que propone Edelvives arranca con la reinvención de "El mago de Oz" realizada por Lacombe a partir de una versión libre de Sebastién Pérez sobre la novela de L. Frank Baum. Ilustraciones en las que la dulzura de Dorothy va de la mano con la melancolía del espantapájaros.

Dejamos el mundo de Lacombe para meternos de lleno en el universo de Brax y su revisión de "Las aventuras de Pinocho", el primer personaje que conoció en su infancia y en el que ha volcado todo el preciosismo del estilo más "pegado a la infancia", según destaca Lacombe.

De Pinocho a otro clásico, "Pulgarcita", obra del italiano Mazzoni, quien considera que se trata de una obra con "cierto sexismo" en pasajes como el que protagoniza la señora topa, quien intenta manipular a Pulgarcita para que se case con alguien a quien ella no quiere.

Por eso él nos muestra a una Pulgarcita soñadora, con una paleta cromática de azules y rosas que la convierten en una mujer soñadora y con ambiciones.

Y llegamos a la parte en la que reina Yvan Duque y su estallido de color con "El maravilloso mundo de Nils Holgersson a través de Suecia", cuento de la Premio Nobel sueca Selma Lagerlöf.

Por último, Alessandra Maria expone su trabajo sobre "Piel de asno" de Cécile Roumiguière (originariamente incluido en el libro de "Cuentos de mamá ganso2 de Charles Perrault), una versión que une la tradición oral y el cine a través de ilustraciones en blanco, negro y dorado.

"Es un orgullo haber reunido a todos porque soy muy fan de sus trabajos. La exposición muestra la variedad de estilos técnicos", ha destacado Lacombe sobre esta muestra que saca de los libros estas ilustraciones que vienen a reforzar la idea de que la literatura infantil "es trasversal, es para todos los públicos".

La exposición también cuenta con una caja en la que el visitante podrá comprobar de primera mano cómo es el proceso creativo de estos artistas a través de una serie de bocetos de estos trabajos.

Pilar Martín