Puigdemont pide al Tribunal de la UE que le devuelva la inmunidad para evitar su extradición

·3 min de lectura
Puigdemont, sonriente tras salir de la cárcel (Photo: MIGUEL MEDINA via Getty Images)
Puigdemont, sonriente tras salir de la cárcel (Photo: MIGUEL MEDINA via Getty Images)

Carles Puigdemont ha solicitado al Tribunal General de la Unión Europea para que le devuelva la inmunidad como eurodiputado para evitar así su posible extradición a España.

El expresidente de la Generalitat ha enviado a través de su defensa una demanda de medidas cautelares al órgano judicial de la UE este viernes. La intención es que se reactive su inmunidad parlamentaria para frenar el proceso iniciado en la Justicia italiana para decidir sobre su entrega a las autoridades españolas tras su reciente detención en Cerdeña.

En su primer auto sobre la suspensión de la inmunidad de Puigdemont del pasado julio, el Tribunal con sede en Luxemburgo avaló la decisión del Parlamento europeo de suspender la inmunidad porque consideró que no había riesgo de detención, pero dejó la puerta abierta a examinar nuevas medidas provisionales si el reclamado por la Justicia española fuera arrestado por autoridades de un Estado miembro.

Ahora, el Tribunal General ha dado un plazo de 15 días al Europarlamento para pronunciarse sobre la situación de Puigdemont, como ha señalado su abogado Gonzalo Boye citando una información de elnacional.cat.

Libertad sin cautelares hasta el 4 de octubre

Su arresto tuvo lugar el pasado jueves 23 de septiembre, cuando aterrizó en el aeropuerto de Alguer, situada en la isla italiana, en virtud de la euroorden dictada contra él por el Tribunal Supremo.

Tras una vista el viernes y después de haber pasado casi un día detenido, Puigdemont salió libre, sin medidas cautelares pero con la obligatoriedad de comparecer ante el tribunal sardo el 4 de octubre. En esa fecha se decidirá su posible extradición o no a España.


Uno de los abogados del político catalán, Gonzalo Boye, ha explicado a través de su perfil en Twitter que han solicitado “medidas cautelares, que no cautelarísimas”, porque consideran que ha quedado comprobado que “no existe voluntad” en el juez instructor de la causa del ‘procés’ en el Tribunal Supremo, Pablo Llarena, de “garantizar los derechos” de Puigdemont como eurodiputado.

Cuando se trata de medidas cautelarísimas, el Tribunal de la UE puede decidir de manera provisional sobre el asunto sin esperar a escuchar a las partes afectadas ―como hizo la primera vez devolviendo temporalmente la inmunidad plena a Puigdemont―, mientras que si se trata de medidas cautelares los plazos son más largos porque el auto no llega hasta escuchar a todas las partes.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente