Puig: No se va a traspasar ninguna línea roja en la negociación de Gobierno

El secretario general del PSPV-PSOE y president de la Generalitat valenciana, Ximo Puig. EFE/Kai Försterling/Archivo

Valencia, 25 nov (EFE).- El president de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha asegurado este lunes que en el diálogo para formar Gobierno en España cada partido puede plantear lo que considere oportuno, pero hay unas "líneas rojas evidentes", las que establecen la Constitución y la legalidad, que no se van a traspasar.

Durante Los Desayunos de RTVE, Puig ha defendido que sería "muy oportuno" que hubiera un acuerdo "de estabilidad" en España, para lo cual es "fundamental" que no haya visiones "dogmáticas" o "tremendistas", sino generar espacios "de tranquilidad y de serenidad", que es lo que le va a ir bien a la convivencia, a la economía y a la ciudadanía.

"No hay ninguna posibilidad de haya un acuerdo que desborde la Constitución sin una reforma constitucional que tiene que estar sometida al pueblo español", ha afirmado el president, quien ha insistido en que, si se quiere solucionar el problema de Cataluña, "no hay alternativa al diálogo".

Ha reclamado a todos los partidos concernidos en esta cuestión que tengan una visión "generosa, abierta y en favor del interés general y no del interés partidista", y ha opinado que "el conflicto en Cataluña tiene que empezar a ver luz al final del túnel".

Preguntado sobre qué habría que hacer si no se llega a un acuerdo con ERC, Puig ha contestado que hay otros partidos llamados a facilitar que haya un Gobierno, como Ciudadanos, que a su juicio debería replantearse la estrategia que le ha llevado al fracaso electoral y volver a su espacio inicial más centrista.

"No pedimos a ERC y Cs que acepten o apoyen un programa de gobierno, sino que faciliten lo que ha decidido la mayoría de los ciudadanos", ha afirmado Puig, quien también ha lamentado que la alternativa del PP sea "la cronificación de la confrontación" y que asimile diálogo con ruptura de la Constitución.

El president de la Generalitat Valenciana y secretario general del PSPV-PSOE ha destacado que la visión federal del PSOE "no es una novedad" y ha opinado que hay que profundizar en un federalismo que sea "integrador", pues aunque en España parece que hay "una animadversión" hacia el federalismo como si propiciara el independentismo, "federar es unir desde la diversidad".

Además, ha reivindicado que España tiene un problema territorial que va mucho más allá de Cataluña, y es que no garantiza en estos momentos la igualdad entre los españoles debido a una financiación autonómica "profundamente asimétrica", que genera desigualdad, o al "dumping fiscal" de algunas autonomías.