Puesta a punto de los negocios hosteleros de cara a la nueva temporada

·3 min de lectura
Mesas y sillas de un restaurante frente al mar, en Valencia. (Photo: FotografiaBasica via Getty Images)
Mesas y sillas de un restaurante frente al mar, en Valencia. (Photo: FotografiaBasica via Getty Images)

Mesas y sillas de un restaurante frente al mar, en Valencia.  (Photo: FotografiaBasica via Getty Images)

Dos años complicados han dado paso a un verano en el que los profesionales hosteleros han vuelto a sonreír. Un incremento de un 13,2% de trabajadores afiliados a la Seguridad Social, respecto al mismo mes de julio del año anterior, según la Confederación Empresarial de Hostelería de España, es indicativo de esta subida. De cara a la nueva temporada, la hostelería se pone las pilas para afrontar con positividad el inicio del curso. ¿Cómo se presenta septiembre para los negocios de hostelería? ¿Veremos repuntar el sector en la era post-covid?

Vuelta al cole, fin de las vacaciones, clima inestable… Septiembre es uno de los meses de transición para los negocios hosteleros. Cafeterías y bares urbanos sacan brillo para acoger a los que vuelven y los chiringuitos y locales turísticos empiezan a recoger bártulos o cambiar de tercio con la nueva temporada. Hablamos de un sector en el que la competencia es muy dura, así que la diferenciación puede suponer el éxito de un negocio de hostelería. Tras el verano, los cartelitos de ‘Cerrado por vacaciones’ se retiran y hay que ponerse manos a la obra para sacar lustre.

Es hora de renovar

Algunos establecimientos solo necesitan pequeños cambios, otros aprovechan para renovar el mobiliario y echar una mano de pintura. Eric Kassis, gerente de SillasMesas.es, empresa malagueña especializada en mobiliario de hostelería y que conoce el sector desde dentro, nos ofrece algunas pinceladas interesantes para poner a punto el negocio tras el verano de la recuperación, y seguir manteniendo así, su actividad y crecimiento a lo largo de todo el año.

“La apuesta por la renovación genera valor adicional para los clientes y se rentabiliza fácilmente”, apunta Kassis; sin meternos en grandes inversiones podemos remodelar algunos de los elementos de mobiliario que más acusan el desgaste diario. De los muebles que más tasa de renovación presentan están las sillas, ya que suelen ser las que más sufren. Hay negocios que deciden reemplazarlas por nuevas unidades y otros que se limitan a aprovechar las semanas antes de la vuelta a la normalidad para limpiar las que tienen. Si no presenta un mal estado, con un buen lavado de cara el mobiliario luce como nuevo, por ejemplo, mediante una limpieza profunda de la tapicería de las sillas, tal y como nos enseñan desde SillasMesas.en este artículo.

Aunque las previsiones para el sector son optimistas, a la hora de hacer números debemos tener claro cuánto queremos y podemos gastar. Aprovechar descuentos y bucear en las secciones outlet de equipamientos para hostelería en tiendas online nos permite encontrar ofertas inmejorables adaptadas a nuestro bolsillo en el caso de tener que renovar por completo el mobiliario de nuestro negocio. Piezas sueltas o modelos de temporadas anteriores pueden encajar en un rediseño original del estilo de nuestro establecimiento.

Renovar los espacios exteriores

“La pandemia ha transformado los espacios y hemos recuperado el exterior como un nuevo oasis, no solo en verano sino también durante todo el año. Nos ofrece tranquilidad y hemos sumado metros, con los que muchas veces no contábamos, para el disfrute de nuestros clientes”, nos cuenta Kassis.

Las terrazas se han convertido en un incentivo para atraer clientes y hay que adaptar los espacios de cara al final de verano y de las temporadas de otoño e invierno.

Para Kassis está claro que un establecimiento hostelero con un espacio bien diseñado y un mobiliario adecuado aumenta su facturación. “Cada detalle cuenta y con un poco de inversión o mantenimiento podemos conseguir un buen lavado de cara”. Esos pequeños detalles son los que consiguen fidelizar al cliente, atraer a nuevos y, por tanto, aumentar la rentabilidad del negocio durante todo el año.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.