El puerto de Beirut sigue hecho un desastre dos años después de la explosión

Este 4 de agosto de 2022 se cumplen dos años desde que una gran explosión en un almacén de productos químicos del puerto de Beirut causara más de 200 muertos y miles de heridos, además de arrasar barrios enteros de la capital del Líbano. Veinticuatro meses después, la estampa de la fachada marítima de esta ciudad, que había sido un orgullo para sus habitantes, sigue siendo dantesca.

La mayoría de edificios continúan completamente en ruinas y han quedado abandonados, otros fueron derrumbados para evitar que colapsaran y aún quedan muchos en riesgo de caer. Solo unos pocos corrieron la suerte de ser restaurados. Los efectos de la explosión no solo permanecen latentes en la zona del puerto, sino que aún existen daños en otras partes de la ciudad.

La imagen del puerto de Beirut aún hecho un desastre no solo refleja los efectos de aquella catástrofe, sino también el estado en el que se encuentra Líbano. La investigación sobre las causas de la explosión sigue estancada en medio de la interferencia política, sin que ninguna autoridad se haya responsabilizado, la tensión social aumenta, con la tasa de pobreza disparándose, y la corrupción se encuentra instalada en un sistema que se ha demostrado ineficaz, con el poder distribuido entre musulmanes suníes, musulmanes chiíes y cristianos.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente