El puente de Winnie Pooh, subastado por 179.000 dólares en el Reino Unido

·2 min de lectura
El puente de madera Posingford, construido en 1907 en el bosque de Ashdown, en Reino Unido, y que inspiró al escritor A.A. Milne, creador del personaje Winnie the Pooh (AFP/Handout)

Un bucólico puente de madera de la campiña inglesa que inspiró al autor de las aventuras de Winnie Pooh se vendió por más de 131.000 libras (179.000 dólares, 154.000 euros), más del doble de lo estimado, en una subasta en el Reino Unido.

James Rylands, especialista de la casa de remates británica Summers Place Auctions, afirmó el jueves estar "absolutamente encantado de haber podido vender una pieza de la historia de la literatura".

El precio del puente se había estimado entre 40.000 y 60.000 libras, pero el resultado de la venta superó todas las expectativas alcanzando 131.625 libras.

A Alan Alexander Milne, creador del osito barrigón, le encantaba este puente del bosque de Ashdown, en el sureste de Inglaterra.

Él y su hijo Christopher Robin Milne, que inspiró al pequeño amigo de Winnie, solían jugar en él a un juego de su invención llamado "Poohsticks": cada jugador lanzaba un palo río arriba y ganaba el jugador cuyo palo aparecía primero bajo el puente.

Este, construido en torno a 1907 y conocido como Posingford Bridge, se hizo famoso tras aparecer dibujado en este clásico libro infantil. En 1979 se lo rebautizó oficialmente como Poohsticks Bridge.

Tras haber sido cruzado y desgastado por miles de turistas, fue desmontado en 1999 y reemplazado, con el apoyo financiero de la Corporación Disney.

El puente original se puso a la venta tras restaurarlo por completo: las partes que faltaban se reconstruyeron con roble de la zona.

El nuevo propietario, Lord De La Warr, tiene previsto instalarlo en su finca de Buckhurst Park, en Withyham, en el sureste de Inglaterra.

"Espero que muchos niños (y adultos) puedan admirar el puente original que inspiró uno de los juegos más famosos que aún juegan los niños en el Reino Unido y en el extranjero", afirmó el nuevo propietario en un comunicado.

La venta coincidió con el centenario del oso de peluche regalado a Christopher Robin Milne por su primer cumpleaños, en 1921, y que inspiró el personaje de Winnie Pooh.

pau-acc/mb

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente