Este puente flotante para coches es toda una atracción

Conducir un automóvil sobre el agua es posible gracias a un puente flotante que recorre el cauce de un río situado en la localidad china de Enshi, ubicada en la provincia de Hubei. Se trata de una pasarela de 500 metros de largo por 4,5 de ancho capaz de soportar el peso de 10.000 personas, lo que permite el paso de todo tipo de vehículos por encima.

La infraestructura da acceso a un valle de ensueño al que, hasta hace cinco años, tan solo se podía llegar en barco. Esta construcción ha conseguido eclipsar el entorno natural, ya que la mayoría de los visitantes acuden al lugar para ver y pasear por esta obra de ingeniería.

La pasarela está construida sobre una estructura flexible de madera lo suficientemente ligera como para flotar en el agua pero con la robustez necesaria para soportar grandes volúmenes de peso. Dos vallas metálicas situadas a un lado y al otro garantizan la seguridad de los vehículos así como la de los peatones.

Son numerosos los usuarios que han compartido vídeos del puente en las redes sociales. Algunas de las imágenes muestran el efecto acordeón que se produce al paso de los vehículos, ya que la estructura se hunde ligeramente a medida de que avanzan y provoca un oleaje hipnótico al entrar en contacto con el agua del río.

La mayoría de personas se muestran impresionadas con este puente pero otras aseguran que no pasarían por encima porque dudan de su seguridad y les provoca miedo. A pesar de ello, miles de personas y de vehículos han recorrido la pasarela a largo de los últimos cinco años y no se ha producido ningún accidente hasta el momento.