¿Puedes oler a las hormigas? Esta mujer afirma que sí y tiene razón

J Toledo y José de Toledo
·3 min de lectura

En los últimos días ha habido un vídeo de la plataforma TikTok que se ha hecho viral. El vídeo es sencillo: una chica se sorprende de que haya gente que no pueda oler hormigas muertas. Y la mayoría de las respuestas a su vídeo son de gente que dice que no pueden olerlas, muchas incluso diciendo que la chica miente.

Pero la verdad es que sí, se puede oler a las hormigas. No sólo a las muertas, las hormigas vivas también producen un olor penetrante que, si estás entrenado para olerlo, resulta muy fácil de reconocer.

De hecho, algo que sabemos bien de las hormigas es que tienen todo un lenguaje basado en olores. Gracias a la combinación de distintas fragancias, las hormigas se comunican unas a otras dónde hay comida, cómo de buena es esta comida, por dónde deben ir, o si hay peligro.

El mejor ejemplo para entender esto es lo del peligro. Para que un olor sirva para advertir de un peligro, tiene que tener al menos dos características: ser muy reconocible, y expulsarse en una cantidad importante en el momento necesario. Y en las especies de hormiga que utilizan este tipo de señales químicas, se dan los dos factores.

Pero por mucho que el olor esté dirigido a otras hormigas, cualquier animal capaz de oler puede percibir este aroma, aunque no entienda el mensaje que la hormiga quería mandar. No sólo es que otros animales puedan, es que la intención de la hormiga también es que lo hagan: si puedes mandar una señal de alarma a tus amigos, que también sirva para que tus enemigos sepan que estas preparado, mucho mejor. Como una alarma antirrobo, por ejemplo.

Lo mismo se puede decir sobre el resto de olores que producen las hormigas. Por mucho que estén dirigidos a miembros de su misma especie, cualquier animal puede olerlas… o casi. La variedad de olores es enorme, y cada especie tiene sus propios aromas: hay unas hormigas americanas llamadas Citronella que huelen a cítricos, otras producen olores similares al chocolate, muchas especies cuando se mueren – que también es una señal en formato químico – desprenden ácido oleico y por lo tanto huelen similar al aceite de oliva… la lista es interminable.

Eso sí, hay un olor que producen muchas especies de hormiga que parece ser que no todo el mundo puede oler. Las hormigas utilizan el ácido fórmico – de hecho, fórmico viene de Formica, que es el nombre de un género de hormigas – muy habitualmente para marcar caminos. Este ácido, que en altas concentraciones puede llegar a ser peligroso, desprende un aroma parecido al del vinagre. Si se puede percibir.

Parece, y digo parece porque no hay una demostración fehaciente, que la capacidad de detectar este olor es genética. O bien tienes el gen que permite reconocerlo, o bien no lo tienes. Pero no se puede entrenar.

El resto sí, el resto de olores y aromas que generan las hormigas pueden aprenderse a reconocer. Lo que ocurre es que no les solemos prestar atención, ni a los olores de las hormigas ni a muchos otros de la naturaleza, a una gran cantidad de señales de carácter químico que nos rodean día tras día. Bueno, alguna gente sí, como la chica del vídeo viral.

Me enteré leyendo aquí

Más historias que te pueden interesar: