¿Puede la grasa abdominal acabar con la alopecia?

El estrés, la dieta e incluso los tratamientos para el cabello se encuentran entre las posibles razones por las que las generaciones más jóvenes están notando la pérdida de cabello a una edad más temprana. (Foto: Getty)

Perder densidad capilar o sufrir alopecia es una de las principales preocupaciones estéticas de la población, sobre todo masculina, aunque cada vez es mayor el número de mujeres que acuden a un especialista para tratar esta problemática.

En la actualidad afecta al 60 por ciento de la población mayor de 18 años. Las causas que producen la caída de pelo pueden ser múltiples y por ello se habla de una etiología multifactorial.

Intervienen factores como la edad, una alimentación inadecuada o dietas muy drásticas, consumo de alcohol y/o tabaco, el post-parto, la menopausia, los cambios estacionales y el estado físico o psicológico del paciente; pero también situaciones muy comunes hoy en día como el estrés, la ansiedad o la depresión pueden influir en mayor o menor medida a la caída del pelo.

Sin embargo, la alopecia más frecuente es la conocida como androgenética que se debe a la acción de los andrógenos en pacientes genéticamente predispuestos, en otras palabras, la causa sería la combinación de hormonas y herencia. Este tipo de alopecia tiene una alta incidencia y llega a afectar a la mitad de los hombres a lo largo de su vida y a una quinta parte de las mujeres en mayor o menor grado.

Por mucho que los famosos como Jude Law se empeñen en lucir sus cabezas rapadas, los injertos capilares, las fundas y los blanqueamientos dentales están a la orden del día. (Foto: Getty)

Uno de los principales avances en los tratamientos para tratar este trastorno se ha producido en el campo de la Medicina Regenerativa, que emplea los propios sistemas de regeneración que tiene el cuerpo para recuperar la funcionalidad y lograr una mejora general de los tejidos mediante la aplicación de células que fabrica el propio organismo.

La última novedad en este ámbito es una técnica que el Dr. Ramón Vila-Rovira,  cirujano plástico y estético y director de la Clínica de Trasplante de Pelo Institut Vila-Rovira, está aplicando con éxito a muchos de sus pacientes consistente en implantar en el cuero cabelludo células con factores de crecimiento de tejido graso de esta misma persona.

Este novedoso procedimiento, especialmente indicado para casos de alopecia, consiste en la aplicación del material biológico, conocido como SVF (siglas de Fracción Vascular Estromal), obtenido tras separar las células que contiene el tejido graso del propio paciente.

En este material se encuentran las llamadas células mesenquimales adultas (MSC), que se dividen muy fácilmente formando nuevas células que trabajan activamente en la zona implantada. Mediante este trabajo celular se reactiva el ciclo capilar, aumenta la vascularización con más oxígeno y nutrientes y se incrementa la cantidad de folículos y calidad del cabello.

La técnica consiste en la remoción de grasa de la parte del abdomen y de la cadera para ser tratado y así inyectar las nuevas células bajo la piel del cuero cabelludo en las áreas más afectadas por la calvicie

El procedimiento de obtención de SVF es muy sencillo y no supone complicaciones para el paciente. En primer lugar, se extrae una muestra de tejido adiposo a través de un lipoaspirado de aproximadamente 60ml de grasa procedente de la zona abdominal, normalmente bajo anestesia local y sin necesidad de hospitalización.

Posteriormente, se procesa separando las células del tejido adiposo para para obtener el SVF rico en células madre que a continuación se implanta en el cuero cabelludo del propio paciente.

Los tratamientos tanto médicos como quirúrgicos empleados para tratar los problemas de alopecia han evolucionado mucho en los últimos años. La ciencia y medicina han ido aportando innovadoras tecnologías e instrumentaciones más precisas y además han aumentado los conocimientos sobre la anatomía, la fisiología del pelo y la comunicación celular.

En este sentido, esta nueva técnica con implantes de factores de crecimiento y células estromales de factores de tejido graso es más completa y eficaz que el uso de Plasma Rico en Plaquetas (PRP), el tratamiento más utilizado hasta ahora dentro de las herramientas que aporta la Medicina Regenerativa.

“La nueva técnica del SVF del tejido adiposo aplicada a la alopecia fomenta la comunicación entre los distintos grupos celulares que componen la unidad pilo-sebácea. Así, aplicada en folículos pilosos inactivos favorece la reactivación del ciclo capilar restaurando el funcionamiento fisiológico natural. Todo el conjunto de moléculas activas infiltradas actúa como un conjunto de señales que se transfieren a través de los diferentes tipos celulares que componen la unidad pilo-sebácea y generan una comunicación celular sincronizada. Así, las células indiferenciadas se reprograman y dan lugar a la reactivación de las etapas que componen el ciclo capilar”, explica el especialista.

Esta cadena de sucesos celulares y moleculares a raíz de la infiltración de la SVF se resume en una modulación del ciclo celular, la secreción de factores de crecimiento y citoquinas y la protección del folículo frente al estrés celular. Todo ello se traduce en una mejora de las características del cuero cabelludo, aumentando la cantidad de folículos por superficie (densidad capilar), la calidad del cabello (mayor diámetro y longitud capilar) y la resistencia mecánica (fortaleza capilar).

¿Conocías la técnica del autoinjerto de grasa corporal en el cuero cabelludo?

También puede interesarte:

El fármaco para la dermatitis atópica que hace crecer el pelo

Lo que te puede pasar si vas a la meca del trasplante capilar

Además de dejarte calva, el ‘top knot’ podría dañar tu espalda

Cuanto tu cosmético preferido o el protector solar te deja sin pelo

La dieta multicolor que frena el trastorno (capilar) más traumático

¿Vas a teñirte o alisarte el pelo (una vez más)? Por qué deberías empezar a pensártelo